Sucesos.- Detenido el autor de más de 20 robos con fuerza en el Polígono Industrial Oeste-San Ginés

Actualizado 05/05/2007 22:52:58 CET

MURCIA, 5 May. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Grupo de Delincuencia Urbana del Cuerpo Nacional de Policía de Murcia, detuvieron hoy a J.A.V., de 33 años, como presunto autor de, al menos 20 robos con fuerza cometidos en diversos establecimientos y empresas del Polígono Industrial Oeste-San Ginés, ubicado en los términos municipales de Murcia y Alcantarilla. Se estima que el importe de los botines obtenidos en los atracos asciende a unos 30.000 euros.

Asimismo, fueron puestos a disposición judicial dos familiares directos del detenido que fueron sorprendidos por los agentes policiales en el momento en que sacaban del domicilio varias cajas recaudadoras relacionadas con los robos, para evitar que fueran localizadas por los investigadores.

Desde mediados del mes de marzo, se produjeron una serie de robos en dicha zona, principalmente en bares, lavaderos de coches y algunas naves industriales, en los que se repetía el mismo 'modus operandi', atracos en los que los asaltantes utilizaban herramientas contundentes, como palanquetas y mazos.

Una vez en el interior de los mismos, los delincuentes forzaban las máquinas registradoras, tragaperras y de tabaco, llevándose en la mayoría de las ocasiones los cajetines de las máquinas sin vaciarlas, para salir del lugar lo antes posible, huyendo, en varios de los casos, en un vehículo Mercedes 400.

Una vez analizadas las bandas horarias de los robos, todos ellos nocturnos, y las zonas del Polígono afectadas, se estableció un dispositivo policial conjunto de las Brigadas de Policía Judicial y Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, con la colaboración de los Vigilantes de Seguridad del Polígono.

El dispositivo surtió efecto, por lo que fue localizado y detenido el presunto autor de los robos cuando salía de un bar llevando en una de las manos una palanqueta, que había utilizado para forzar tanto la reja de una ventana, como la máquina recreativa del local, mientras en la otra mano llevaba las tolvas de la máquina forzada, con su recaudación.

Una vez identificado el detenido, se comprobó que trabajaba en una empresa del Polígono, lo que le hacía conocedor de la zona, y así planificar mejor los robos, eligiendo locales y lugares de ubicación alternativos que hicieran más difícil su rastro, tanto para la Policía como para la inmediata reacción de los vigilantes de seguridad.