Vicedecano de Ingeniería Eléctrica de Kyushu University (Japón): "los sensores urbanos serán los ojos de los robots"

Entrevista A Catedrático Japonés: Los Sensores Urbanos Serán Los Ojos De Los Ro
EUROPA PRESS/UPCT
Actualizado 06/12/2016 9:25:10 CET

CARTAGENA (MURCIA), 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

Ryo Kuruzame, catedrático y vicedecano de la Escuela de Ciencia de la Información e Ingeniería Eléctrica de la Universidad de Kyushu, una de las siete antiguas universidades imperiales de Japón y la 126 en el ránking mundial, ha afirmado que los sensores urbanos "serán los ojos de los robots".

Kuruzame ha hecho estas declaraciones durante una visita a la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), en cuya Escuela de Telecomunicación ha impartido una conferencia sobre el 'Robot Town Project', que busca la utilización de múltiples sensores y sistemas robóticos para dar asistencia a las personas durante su vida diaria.

El catedrático japonés ha corroborado que la robótica cambiará las ciudades mediante sensores en los espacios públicos. "Cámaras, identificadores RFID, como los que tienen las tiendas para detectar los chip antirrobo, y otros instrumentos para regular el tráfico o controlar el consumo de energía de los edificios, por ejemplo", ha señalado.

Al ser preguntado por qué tipo de robots se verán en las ciudades, Kuruzame puntualiza que, al hablar sobre robots, mucha gente piensa solo en humanoides, pero "realmente los frigoríficos ya son robots muy sofisticados". Y dónde más se apreciará, a su juicio, será en los coches autónomos, "que podrán circular sin conductor gracias a sus propios sensores pero que también recibirán datos de los sensores urbanos".

Respecto a una posible invasión de la intimidad por parte de los sensores, el catedrático reconoce que realmente es un problema serio. En su opinión, "hay campos donde sí es necesario ceder privacidad, pero dependerá del servicio que nos presten los robots".

Por ejemplo, explica que "cuando estamos enfermos y vamos a un hospital, aceptamos que los sanitarios accedan a nuestra intimidad, porque necesitamos sus cuidados". Lo importante, añade, "es que podamos decidir si cedemos nuestra privacidad".

En cuanto a la forma en la que la robótica social puede ayudar en la asistencia a personas mayores, ha señalado que lo hará mejorando su movilidad. "Con exoesqueletos o sillas de ruedas con sensores y GPS para poder programarlas", destaca.

En cualquier caso, aclara que garantizar los cuidados de una persona dependiente mediante robots "aún no es posible, es muy complicado". La inteligencia artificial actual "no es suficiente", reconoce.

Respecto a si esta tecnología será accesible o únicamente será un lujo para ricos, Kuruzame cree que "ocurrirá como con los coches, que hace 100 años eran muy caros y casi nadie los podía comprar pero ahora casi todo el mundo puede adquirir uno. Pasará lo mismo con los robots".