Vox propone un acuerdo de investidura a PP y Cs para desbloquear la gobernabilidad en Murcia

Actualizado 18/07/2019 21:36:46 CET
El secretario general del grupo de VOX en la Asamblea Regional y negociador del partido, Luis Gestoso, en la rueda de prensa
El secretario general del grupo de VOX en la Asamblea Regional y negociador del partido, Luis Gestoso, en la rueda de prensa - EUROPA PRESS - Archivo

MURCIA, 18 (EUROPA PRESS)

Vox ha propuesto este jueves un documento de investidura que, en caso de ser aceptado por PP y Ciudadanos, implicará el apoyo automático de la formación de Abascal a la investidura del candidato 'popular', Fernando López Miras.

Así lo ha hecho saber este jueves el secretario general del grupo de Vox en la Asamblea Regional y negociador del partido, Luis Gestoso, en una rueda de prensa convocada urgentemente. "Nuestra propuesta definitiva es esta y creo que es un documento bastante flexible como para que PP y Cs lo pueden aceptar", ha remarcado.

"Será suficiente con que PP y Cs se comprometan a aceptar este documento públicamente" y López Miras lo haga en la investidura, quedando constancia en el diario de sesiones de la Asamblea, según Gestoso, quien ha destacado que los dos partidos han recibido ya esta propuesta, que es "definitiva" y "resultado de lo negociado hasta ahora".

"Ellos se pronunciarán próximamente, supongo que en las próximas horas", ha manifestado Gestoso. "El acuerdo de voluntades es suficiente, aunque si quieren firmarlo, que lo firmen", ha señalado Gestoso al ser preguntado por la negativa de Cs a suscribir el documento por escrito. Así, ha destacado que a Vox le basta con la "palabra dada".

UN DOCUMENTO "ASUMIBLE" POR LOS TRES PARTIDOS

"Tanto los votantes de PP como los de Cs y los de Vox pueden sentirse identificados con este documento porque cumple los compromisos electorales de los tres partidos", según Gestoso, quien ha destacado que esta propuesta no es, en cualquier caso, un "cheque en blanco".

A este respecto, ha apelado al "entendimiento" de PP y Cs, y ha señalado que, "si tienen la generosidad de aceptarlo", Vox apoyará a López Miras y a continuación pasará a la oposición. "En ningún caso vamos a renunciar ni a nuestros principios ni a nuestro programa electoral, sino que haremos lo posible para que nuestras medidas se puedan cumplir a lo largo de la legislatura", ha señalado.

Y es que ha precisado que es acuerdo de "investidura" y no de "gobierno", por lo que no compromete a Vox como socio del Ejecutivo. Así, ha señalado que, a la hora de aprobar los presupuestos de la Comunidad, "habrá que negociarlos" y Vox tratará de hacer valor sus propuestas y la voluntad de sus votantes.

CONTENIDOS DEL DOCUMENTO

El acuerdo, estructurado en tres bloques (libertad; economía, familia, impuestos; e inmigración), elimina toda referencia a la revisión de la Ley LGTBI de la Región, a pesar de que era una exigencia que Vox había mantenido hasta ahora en los borradores y los documentos sometidos a la negociación.

"Somos partidos muy antagónicos en muchas cosas y tenemos que ceder en algunas cosas como fruto de una negociación", ha admitido Gestoso, quien señala que a Cs le parecía "inviable" incluir este precepto en el acuerdo. Sin embargo, ha aclarado que Vox no renuncia a que se consiga en los próximos cuatro años por otras vías.

En cambio, este documento sí que mantiene otro de los puntos más polémicos, como es la necesidad de que los padres tengan la libertad de elegir la educación de sus hijos y que "no se adoctrine a los niños más allá de las asignaturas curriculares". Los padres serán los que decidan si sus hijos reciben estos contenidos.

En concreto, el documento pide que se garantice el derecho que asiste a los padres para que sus hijos "reciban la formación moral y religiosa de acuerdo a sus convicciones" y, para ello, explica que "se reforzarán las labores de inspección de la Consejería de Educación para evitar adoctrinamiento político en las aulas".

El documento también mantiene el compromiso a desarrollar "programas de prevención de cualquier tipo de violencia intrafamiliar".

Igualmente, propone la puesta en marcha de forma progresiva del cheque escolar; la difusión en los centros educativos de los valores constitucionales y la aportación de España a la civilización como elemento "clave" de la historia universal; se reducirán al máximo los impuestos existentes; y se destinarán los recursos procedentes de la reducción del gasto público a aumentar el presupuesto disponible "para Educación, Sanidad, ayudas a la dependencia y ayudas a la discapacidad".

De igual forma, el documento incluye reclamar un Plan Hidrológico Nacional (PHN) elaborado bajo el principio de "igualdad de todos los españoles" y que, de forma sostenible, permita una gestión eficiente del agua y la interconexión de cuencas que garantice recursos suficientes para mantener la agricultura y frenar la desertificación.

El acuerdo también contempla aprobar la ley de protección integral del Mar Menor, con la que se asegure la "compatibilidad de los usos agrícolas, pesqueros, turísticos y medioambientales"; así como aprobar un programa de apoyo a mujeres embarazadas y una ley de protección a la misma; se exigirá el cumplimiento de la legislación de extranjería vigente en cuanto al control de las fronteras; y se colaborará con las instituciones competentes en la lucha contra las mafias del tráfico ilegal de personas.

Asimismo, también contempla revisar la política de creación de centros para "solucionar el problema que hay acarreado con los Menores Extranjeros No Acompañados (MENAS) en la pedanía murciana de Santa Cruz".

Este anuncio se produce después de que los tres partidos, PP, Ciudadanos y Vox, se hayan reunido cuatro veces para acercar posturas y tratar de desbloquear la investidura del candidato 'popular', Fernando López Miras.

La primera reunión tuvo lugar a puerta cerrada el pasado 4 de julio, justo antes de la sesión de investidura fallida de López Miras, tras semanas en las que Cs mantuvo su negativa a sentarse con Vox. Desde entonces, los tres partidos han protagonizado otros tres encuentros en los que habían acercado posturas y habían pulido un principio de acuerdo para pactar la gobernabilidad.

La última reunión tuvo lugar el pasado lunes y los tres partidos acordaron entonces continuar con las negociaciones vía telefónica y por correo electrónico al entender que contaban con una comunicación fluida y un principio de acuerdo. El último acercamiento se produjo esta semana, cuando el PP renunció a presentar candidato a senador por designación autonómica, cargo al que aspiran el exportavoz de Cs, Miguel Sánchez, y la presidenta de la Gestora del PSOE en Cartagena, Lourdes Retuerto.

Cabe recordar que el PSOE ganó las pasadas elecciones autonómicas con 17 diputados, pero necesitaba, al menos, el apoyo de los 6 diputados de Cs para alcanzar el límite de la mayoría absoluta (23). El PP, por su parte, consiguió 16 escaños, por lo que necesitaba sumar los 6 de la formación naranja y los 4 de Vox.

Para leer más