20N.- Felipe González dice que la "ausencia de violencia" en Euskadi supone una "enorme inyección de moral" en su futuro

Felipe González
EUROPA PRESS
Actualizado 12/11/2011 15:16:37 CET

Apuesta por Rubalcaba porque tendrá "el coraje de decirle a Merkel" que hay que cambiar la política europea, al contrario que Rajoy

BILBAO, 12 Nov. (EUROPA PRESS) -

El expresidente del Gobierno Felipe González ha destacado que Euskadi tiene "más posibilidades" de enfrentarse y salir de la crisis "con la enorme inyección de moral" que supone "la ausencia de violencia" para todos y, sobre todo, para quienes tiene que apostar "por el futuro de esta tierra".

Además, ha pedido el voto para el candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, porque tendrá "el coraje de decirle a Angela Merkel" que hay que cambiar la política europea, al contrario que, a su juicio, hará el líder del PP, Mariano Rajoy.

En un acto político celebrado en el Teatro Campos Elíseos de Bilbao, González se ha preguntado "cómo es posible que sea la primera vez que podemos hablar aquí entre nosotros sin la amenaza del terror". "Cuánto sufrimiento nos habríamos ahorrado si esta banda de asesinos, que pretendía una sociedad totalitaria, no hubiera estado empecinada en acabar con la democracia y la libertad", ha indicado.

En este sentido, ha destacado que "la ausencia de violencia no es la paz, la paz es la articulación de una convivencia basada en el respeto y en la libertad del otro". "Y hemos conseguido el primer gran paso, sin el que no se puede hacer lo demás, y ahora tenemos que articular toda una estrategia para recuperar la convivencia, para que todo el mundo quepa con libertad, sea capaz de expresar sus opiniones, no amenace a otros y conviva en una sociedad extra, que vosotros la veis desde dentro con todo el sufrimiento que supone la crisis" y que, según ha recordado, afecta "menos " a Euskadi.

En esta línea, ha destacado que Euskadi tiene "más posibilidades reales de enfrentar y superar el desafío de la crisis" por sus características y su tradición. Asimismo, ha resaltado "la gran e inmensa inyección de moral y de confianza" que va a inyectar en los que tienen que apostar por el futuro de esta tierra, la ausencia de violencia".

También ha recordado a Ernest Lluch, exministro asesinado por ETA, "que dio el nombre al sistema sanitario público" y que "pagó el precio de ser un abanderado de la paz a través del diálogo". "No era de los que querían combatir sin tregua y sin diálogo, sino de los que proponía el diálogo y lo hacía aquí en el corazón del problema, en Euskadi, y pagó con su vida ese precio", ha apuntado.

EUROPA

Además, ha criticado que "se está maltratando a Italia", y se ha mostrado convencido de que el presidente del PP, Mariano Rajoy, no planteará "un cambio" en Europa, mientras que el candidato del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba propone "una política ajustes más suave, concertada en Europa, sin obsesionarse".

A su juicio, "si Europa no cambia no salimos de la crisis ni el año que viene, ni el otro, ni el otro". "Hay que cambiar la política europea y, para cambiarla, hay que tener el valor y el coraje de decírselo a Angela Merkel", ha señalado.

Tras señalar que el PP igual no tiene "ni siquiera un programa oculto", como se dice, ha recordado que hay algunos otras opciones que dicen que van a ser "la llave", y ha advertido de que "esa llaves siempre abren la para derecha y cierran para la izquierda".