22-M.- El nuevo alcalde de Salt se compromete a luchar con la "imagen negativa" de la ciudad

Actualizado 11/06/2011 17:05:58 CET

GIRONA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El nuevo alcalde de Salt, el democristiano Jaume Torremadé (CiU), se ha comprometido a trabajar para poner fin a las "decepciones" que han sufrido los habitantes de la localidad en los últimos meses.

Según Torremadé, la ciudad "está cansada de decepciones, de conflictos y de verse a los titulares de prensa de manera negativa", por lo que trabajará para cambiar todo ello.

"Salt quiere tener esperanza. Como dice la canción, quiere pintarse la cara de color esperanza", ha añadido el nuevo alcalde, que gobernará en minoría.

Torremadé ha recibido el bastón de mando de su predecesora, la socialista Iolanda Pineda, que había gobernado el anterior mandato con ERC, formación que se quedó fuera del consistorio.

Pineda se ha comprometido a ejercer la oposición de forma responsable mientras que la gran sorpresa de las elecciones municipales, PxC, ha indicado que rechazará cualquier iniciativa que beneficie a los inmigrantes.

En el 22 de mayo, CiU ganó las elecciones consiguiendo nueve ediles --uno más que en 2008--, el PSC logró seis --tres menos--, PxC irrumpió con tres, Independents per Salt alcanzó los dos concejales y el PP mantuvo su único edil, mientras que ICV-EUiA y ERC se quedaron sin representación.

El nuevo alcalde de Salt está imputado por un asunto urbanístico en su última etapa en el cargo, la venta de terrenos de la antigua fábrica Gasol.