Actualizado 21/05/2007 14:18 CET

27-M.- El alcalde de Valladolid reestructurará el Gobierno municipal con un organigrama "reducido" diferente al actual

VALLADOLID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Valladolid y candidato a la reelección por el PP, Francisco Javier León de la Riva, aseguró hoy que si sale elegido llevará a cabo una reestructuración del Gobierno municipal con un organigrama "reducido" que poco tendría que ver con el actual.

León de la Riva, durante un encuentro informativo con periodistas deportivos, se refirió así a las preguntas sobre quién sería el nuevo responsable municipal de deportes. "Primero hay que ver si habrá Concejalía de Deportes en el próximo mandato", dijo el primer edil.

Así, indicó que aún no tiene decidido el equipo que conformaría, pero sí tiene claro que "habrá una reestructuración total del equipo de Gobierno".

En esta línea, aclaró que nunca ha sido partidario, como el PSOE, de tener tantas concejalías como concejales y criticó a la candidata socialista, Soraya Rodríguez, por anunciar la creación de 15 concejalías y una vicealcaldía, cargo que León de la Riva recordó que no existe. Además, indicó que la candidata del PSOE se olvida de que alguno de sus concejales sería diputado y afirmó que teniendo en cuenta la posibilidad "remota" de que salieran elegidos, tendrían que gobernar en coalición con IU, de forma que o deja sin cartera a este partido o crea dos más "para poner dos sueldos más".

De la Riva explicó que esa no es su "filosofía" y reconoció que tiene en mente, incluso en "papeles" en su casa, un organigrama de un nuevo gobierno municipal "reducido, pero que va a tener poco que ver en su estructura con el actual".

En cuanto a la marcha de la campaña, indicó que continuará hablando de proyectos uno por uno, como hará a lo largo de la jornada con el Valladolid Arena.

Asimismo, explicó que se sus proyectos son "realizables" y afirmó que se "hacen números" no se presentan ideas "muy bonitas" pero que cuando uno hace números "no le cuadran".

"Las inversiones que se plantean son sensatas y no se plantea un transporte público fluvial, ni desviar el cauces del Pisuerga", dijo en referencia a las propuestas del PSOE.

A este respecto, aseguró que respeta el tranvía que presentó el PSOE, pero considera que es un sistema "absolutamente rígido, inflexible, inadaptable".

Además, se mostró sorprendido porque la propuesta contempla la gestión privada, por lo que "se defiende la pública para lo que se quiere". Por el contrario, recordó que se ha mantenido Auvasa en el sector público cuando hubiera sido más barato el privado, aunque se redujeran costes.

Finalmente, aseguró que si el tranvía viene a competir con el autobús posiblemente habrá que disminuir la plantilla de Auvasa y preguntó que pretenden hacer los socialistas entonces con los trabajadores de esta empresa.