Actualizado 16/06/2007 20:13 CET

27-M.- Fernández Lores (BNG) renueva la alcaldía de Pontevedra con el apoyo del PSOE pese a la falta de acuerdo

Telmo Martín (PP) le concede al regidor local "100 días de paz" desde la oposición

PONTEVEDRA, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

Miguel Fernández Lores, del BNG, ha revalidado por tercer mandato consecutivo la alcaldía de Pontevedra, con el apoyo del PSOE. Aunque ambos partidos no concretaron cuándo volverán a reunirse para seguir negociando un posible pacto, la portavoz socialista, Teresa Casal, aprovechó su intervención para afirmar que "la mar es ancha y hay capitanes que prefieren hundir el barco antes de que alguien se le acerque al timón".

Casal se refería así a que, pese a garantizar un gobierno "de izquierdas", su estabilidad "no depende sólo de nosotros". En este sentido, auguró un mandato "complicado" y apeló al aumento de votos obtenido por el PSOE, unos 10.000 en total, para establecer "una relación prácticamente paritaria" con el BNG, lo que justificó para "asumir más responsabilidades" en un hipotético acuerdo de gobernabilidad.

La cabeza de lista del PSOE también criticó las aspiraciones del PP para que gobierne en los ayuntamientos la lista más votada, lo que calificó como una forma "torpe e interesada" de cuestionar la ley electoral.

TELMO MARTÍN

Por su parte, el cabeza de lista del PP, Telmo Martín, fue uno de los candidatos en la votación a la elección de alcalde, junto con su homólogo del BNG, ya que la portavoz del PSOE había renunciado previamente a esa opción, garantizando el respaldo de su grupo a Fernández Lores.

Martín se comprometió a ejercer la oposición "con responsabilidad, siendo leales a Pontevedra y con más sentido común que ideología". Dirigiéndose a Fernández Lores antes de su investidura, se ofreció a proporcionarle "100 días de paz". No obstante, criticó que su gobierno tiene "toda la legitimidad, pero nace falto de autoridad".

Telmo Martín se refería así a que su partido había obtenido el voto de unos 20.000 ciudadanos, superando en cinco concejales al segundo partido más votado y reprochando que nacionalistas y socialistas habían perdido el apoyo de 3.500 votantes en las elecciones del pasado 27 de mayo.

También se refirió al apoyo que el PSOE daba al BNG para renovar la alcaldía, aunque en este caso para evidenciar las "dudas" de su partido hacia el nuevo gobierno. Para el portavoz popular, "los antecedentes de la coalición no son buenos" y se refirió a un hipotético nuevo pacto entre ambos partidos como un "matrimonio de conveniencia".

INVESTIDURA

Finalmente, el resultado de la votación, tras la investidura de los concejales y los discursos de los cabezas de lista de los tres partidos, fue de 12 votos para Telmo Martín y 13 para Miguel Fernández Lores, sumados los apoyos de los siete ediles nacionalistas y los seis de los socialistas.

En su discurso de toma de posesión, Fernández Lores garantizó un gobierno "sólido", apelando al "diálogo" con el PSOE. También apeló a "posicionar Pontevedra en los estándares de calidad y bienestar". Igualmente, evocó los resultados de sus anteriores años de gestión, argumentando que "Pontevedra es una palabra cada vez más nítida en los mapas del país" y, en este sentido, aseguró que la ciudad está "mejor situada que nunca para dar un trascendente salto cualitativo".

En sus palabras hacia la oposición, le pidió "que contribuya al progreso" del municipio, y a la que instó a mantener una "actitud crítica y constructiva" con la que "gobernaremos mejor", añadió Fernández Lores.

PÚBLICO

La sesión plenaria celebrada en el Teatro Principal contó con un lleno absoluto de público. La socialista Margarita Castejón y el popular Jacobo Moreira formaron la mesa de edad por ser los ediles de mayor y menor veteranía, respectivamente.

Entre los asistentes había autoridades militares y representantes de diversas instituciones, como el director xeral de Creación e Difusión Cultural, Luis Bará, o la responsable de Acción Social del PP, Ana Pastor, cuyo marido -José Benito Suárez Costa- juró su cargo como concejal del PP.

En el patio de butacas también estuvieron concejales que ya no repiten en la actual corporación, como el popular Arturo Pichel, y el socialista Luciano Esperón. También fue el último pleno para el secretario municipal, Julio Dapena, que obtiene la jubilación.

VALORACIONES

Al término del pleno, Telmo Martín se mostró seguro "sin ninguna duda" de que dentro de cuatro años obtendrá la alcaldía de Pontevedra. También lamentó que pese a que el candidato del PSOE en Lugo, Clemente López Orozco, y él mismo fuesen "los candidatos más votados" en las elecciones municipales, el primero vaya a gobernar, y él no pueda ejercer como alcalde en Pontevedra.

Por su parte, el reelegido alcalde se refirió a las intervenciones de los otros dos portavoces como "discursos protocolarios con más o menos fortuna" por los mensajes dirigidos al BNG. Frente a Teresa Casal, que eludió pronunciarse sobre las negociaciones pendientes y tan sólo adelantó que en los próximos días va a tramitar su reincorporación laboral en la UNED, Fernández Lores confía en "que sí se vaya a cerrar" el acuerdo, para lo que ambas comisiones volverían a reunirse esta semana.

Así, aseguró que se está "trabajando muy en serio" para que, según expuso, "cada partido "tenga la responsabilidad que le corresponda y su parte de responsabilidad en un gobierno". Para el lunes anunció que se celebrará la primera comisión de gobierno de una corporación dirigida en minoría por el BNG.