Actualizado 21/05/2007 21:09 CET

27-M.- Suspenden los debates electorales en Sant Feliu de Llobregat por el accidente del candidato de CiU

BARCELONA, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Los candidatos a las Alcaldía de Sant Feliu de Llobregat (Barcelona) accedieron a suspender los debates electorales que estaban previstos para esta noche y mañana, después de que el alcaldable de CiU, Josep Lluís Fernández Burgui, sufriera ayer un accidente en el trenecito infantil en el que se estaba realizando un acto de campaña y el médico le prescribiera reposo.

Fernández Burgui apareció hoy en rueda de prensa junto al secretario general de CiU, Josep Antoni Duran Lleida, con un brazo en cabestrillo y el mismo Duran explicó que el médico había prescrito reposo al candidato, por lo que CiU había solicitado la suspensión de los debates electorales, a lo que accedieron el resto de candidatos.

En el Hospital de Bellvitge permanecen aún ingresadas, en planta, dos personas heridas en el accidente de CiU, una de las cuales deberá ser intervenida esta semana por una fractura y la otra, la número 3 de la candidatura de CiU en Sant Feliu, Rosa María Martí, que permanece en observación por un fuerte golpe en la cabeza.

Duran acudió hoy a Sant Feliu a hacer campaña y paseó por el mercado municipal, donde conversó con varios tenderos y ciudadanos que paseaban por la calle. Fernández Burgui no acompañó al líder de Unió debido al accidente --por el que fue dado de alta ayer mismo tras ser atendido en urgencias--, aunque sí estuvo presente en la rueda de prensa posterior.

En su recorrido por la ciudad, Duran tuvo que enfrentarse dialécticamente a un joven de ERC que le preguntaba cómo pensaba CiU cumplir sus promesas electorales con el sistema de financiación pactado en el Estatut y el "déficit fiscal" que suponía y a un simpatizante socialista que le recriminaba la "falta de coherencia" al criticar los pisos de 30 metros cuadrados que propuso la ministra de Vivienda, Cristina Narbona, y proponer ahora pisos de 40 metros cuadrados en Barcelona.

Duran no declinó el reto y contestó tanto a uno como al otro. Al primero le espetó que no ha de hacer campaña para su ayuntamiento pensando en el dinero que viene de otras administraciones y recordándole que los presupuestos estatales fueron aprobados con el voto de ERC y no de CiU.

Al segundo, trató de explicarle que la del alcaldable de Barcelona, Xavier Trias, era una "buena propuesta" y remarcó que la federación prometía más que los socialistas, pues éstos hablan de pisos de 30 metros cuadrados y CiU los propone de 40.