27-M.- La vivienda y la inmigración marcan el inicio de la campaña electoral en L'Hospitalet

Actualizado 13/05/2007 19:21:01 CET
Actualizado 13/05/2007 19:21:01 CET

27-M.- La vivienda y la inmigración marcan el inicio de la campaña electoral en L'Hospitalet

L'HOSPITALET DE LLOBREGAT (BARCELONA), 13 May. (EUROPA PRESS) -

Los partidos políticos de L'Hospitalet de Llobregat afrontan la campaña electoral con la vivienda, la inmigración y las políticas sociales como principales protagonistas de sus discursos. El actual alcalde, Celestino Corbacho (PSC), aspira a revalidar la mayoría absoluta que los electores ya le otorgaron en los comicios de 1995, 1999 y 2003, en los que obtuvo 16 concejales. Por su parte, los partidos de la oposición fijan como objetivo romper la mayoría absoluta socialista. Bajo el lema 'Corbacho cumple', el candidato socialista se compromete a proseguir con la transformación de los barrios, a impulsar las políticas sociales de atención a las personas, a promover la vivienda pública y a garantizar unos espacios públicos de calidad.

Por lo que se refiere a la inmigración, Corbacho defiende que se debe "gobernar" con recursos en la escuela, mediación en las comunidades de vecinos y el respeto y el civismo en la vía pública. Una de las principales apuestas del candidato socialista es la vivienda pública. Corbacho se compromete a que el 40% de las viviendas proyectadas para los próximos años en la ciudad sean de carácter público, por encima del 30% que marca la ley. El principal partido de la oposición en L'Hospitalet es el PP, con cuatro concejales, que concurre de nuevo a las elecciones con Juan Carlos del Río a la cabeza.

Los populares han hecho de la inmigración uno de los ejes de su campaña y también de su precampaña, donde protagonizaron un polémico episodio al repartir entre los domicilios de la ciudad un panfleto en el que denunciaba que la llegada "masiva" de inmigrantes provocaba problemas de convivencia. Del Río fija en "la inseguridad, el incivismo y la inmigración" los ejes de sus propuestas para los próximos cuatro años. El PSC y el PP repiten cartel electoral respecto a las últimas elecciones, al igual que CiU, encabezada por Meritxell Borràs. La federación nacionalista tiene tres concejales y pone el acento en las necesidades de las personas.

Según Borràs, el Ayuntamiento ha desarrollado un "modelo de fachada" que ha dejado en segundo plano a las personas. La candidata nacionalista propone un plan de viviendas para jóvenes, guarderías en todos los barrios y establecer unos derechos y deberes para los inmigrantes. En las próximas elecciones municipales, dos formaciones estrenarán candidato: ICV-EuiA y ERC. La coalición ICV-EuiA ha formado parte del equipo de Gobierno durante los últimos cuatro años --a pesar de que el PSC tenía mayoría absoluta-- y concurrirá a los comicios con Alfonso Salmerón como cabeza de filas, en sustitución de Ramon Luque. Salmerón, miembro de EuiA, defiende la necesidad de que en L'Hospitalet "no haya ningún partido que tenga mayoría absoluta".

Los ecosocialistas basan su programa electoral en las políticas sociales como la vivienda, la atención a la dependencia y la ocupación estable y de calidad. El último partido con representación en el consistorio de L'Hospitalet es ERC, que cuenta con un concejal. El hasta ahora portavoz de la formación, Eduard Suárez, sustituye como cabeza de lista a Anna Simó, que fue consellera de Benestar y Familia en el Gobierno de la Generalitat de Pasqual Maragall.

El candidato republicano centra sus propuestas en la mejora de la calidad de vida cotidiana. ERC propone aumentar la oferta de vivienda pública de alquiler, la creación del defensor municipal y la mejora del servicio de atención domiciliaria. Junto a los partidos con representación en el consistorio, en las elecciones municipales de L'Hospitalet también concurren otras seis formaciones: Els Verds, C's, Democracia Nacional, Partit Republicà Català, España 2000 y Escons Insubmisos. El que alberga más posibilidades de conseguir representación es Ciutadans, que en las elecciones autonómicas de 2006 obtuvo el 4,46% de los votos.