Abierta la AP-1 entre Eibar y Arrasate (Guipúzcoa), sin que se haya encontrado ningún artefacto explosivo

Actualizado 02/09/2007 20:57:41 CET

BILBAO, 2 Sep. (EUROPA PRESS) -

El tramo de la AP-1 entre Eibar y Arrasate (Guipúzcoa), que permanecía cortado desde las tres y media de la tarde ante el aviso de la colocación de un artefacto explosivo, quedó abierto a las 18.30 horas. La Ertzaintza baraja la posibilidad de que se tratara de una falsa alarma, tras más de tres horas de búsqueda.

Según informó el Departamento vasco de Interior a Europa Press, al no encontrarse ningún artefacto sospechoso en la zona, se procedió a la apertura de la carretera y se dieron por concluidas las labores de inspección.

Durante el cierre de este tramo no se produjeron retenciones de importancia, al ser una vía que no registra gran cantidad de tráfico y que cuenta con recorridos alternativos.