El acusado de captar a dos personas para el DAESH afirma en la Audiencia Nacional que "ni siquiera" reza a diario

Publicado 11/02/2019 12:20:06CET

MADRID, 11 Feb. (EUROPA PRESS) -

Khalid Erraziki, que afronta una pena de siete años de prisión por el presunto intento de captación de dos jóvenes para el DAESH, ha defendido este lunes en la Audiencia Nacional que no sólo no tiene afinidad con la organización terrorista, sino que "ni siquiera" es un "buen musulmán". "Nunca he tenido barba, nunca me he levantado a la oración de la mañana y a veces me paso tres días sin rezar porque vuelvo cansado de trabajar", ha declarado.

El acusado ha respondido a las preguntas de la Fiscalía y su abogado en esta primera sesión del juicio que se celebra ante la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional y ha negado haber intentado captar a un joven brasileño en situación irregular en España al que "conocía del gimnasio" y a una mujer también joven de la que ha dicho que "estaba enamorado".

Según ha afirmado, su relación con ese joven, de nombre Danilo, se restringió al contexto del mencionado gimnasio, aunque el escrito de acusación sostiene que intentó captarle como combatiente para el DAESH en Siria aprovechándose de que se encontraba en situación irregular, pues le dijo que si iba al frente regularizaría su situación en España y cobraría 3.000 euros al mes.

"Algunas veces me preguntó cosas curiosas que cualquiera puede preguntar, como por qué las mujeres musulmanas llevan velo o por qué hacemos el ayuno, y él me preguntó y yo contesté a esas cosas, pero en ningún momento hablé del terrorismo ni nada, que es imposible porque yo no soy creyente", ha declarado.

"No puedo captarlo porque él no habla bien español y yo no soy yihadista. No sé bien del Islam. No soy muy buen musulmán. Nunca he estudiado el islam. De musulmán, lo básico", ha añadido sobre este asunto en otro momento del interrogatorio, para incidir en que no pudo ofrecerle los 3.000 euros cuando él ganaba trabajando en el campo "600 euros" mensuales.

"FUI INMADURO AL COMPARTIR ESAS FOTOS"

En cuanto a la joven, a la que habría ido radicalizando hasta que ella empezó a reflejar pensamientos coincidentes con su postura sobre el DAESH en redes sociales, el acusado también ha negado haber tenido conversaciones de este tipo y ha restringido su relación al plano sentimental.

"No tengo buena experiencia en el amor, no tengo suerte. Yo estaba enamorado de ella y hablábamos de noticias, le contaba que no tengo papeles, los problemas en el trabajo, de todo la verdad, pero de DAESH no", ha asegurado.

Respecto al abundante material propagandísitico del DAESH que se le fue intervenido y a los contenidos violentos que compartió en hasta tres perfiles abiertos de Facebook, ha reconocido haberlo hecho y ha pedido perdón. Dice que se siente "engañado" y que fue "infantil" dar difusión a esos materiales que él 'posteaba' en las redes "como un periodista las noticias" y "por curiosidad".

"Era inmaduro en compartir esas fotos, no tenia ningún interés de dañar a nadie. Admito que he sido un niño y lo siento mucho. Tengo familia y ahora estoy sufriendo no solo yo, sino mi familia por publicar una basura de fotos que no merecen la pena, la verdad", ha añadido, para prometer ante el tribunal que "nunca" volverá a "hablar de política ni a usar redes ni a hablar de religión ni nada".

LOS PERITOS DICEN QUE NO FUE "CASUAL"

A continuación, han prestado declaración en calidad de peritos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que llevaron la investigación de la actividad presuntamente proselitista del acusado y ambos han coincidido en destacar que sus los contenidos violentos que compartía no llegaban a las redes de forma "casual", algo "casi imposible" porque "escribía sobre esas publicaciones y apoyaba lo que salía en las imágenes".

"Puedes compartir un vídeo o una foto si no sabes bien lo que estás poniendo, pero en el momento en que haces un comentario apoyando al DAESH ya no lo has publicado sin querer", ha dicho uno de los agentes, ratificando la postura del anterior.

"Con un vídeo, con una publicación, te puedes despistar y que la incorpores a tu muro, pero de forma continuada en diferentes perfiles que compartas material y contenido yihadista es algo entiendo que absolutamente voluntario", ha añadido.

Contador