La Agencia Ferroviaria Europea critica en el Congreso el informe oficial del accidente de Angrois: Era muy flojo

Máquina transformadora y locomotora del tren descarrilado en Angrois
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 14/11/2018 19:58:01 CET

Enfrentamiento entre los grupos parlamentarios por el "veto" a la presencia de una eurodiputada de BNG en la comisión

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El jefe de la Unidad de Seguridad Ferroviaria de la Agencia Ferroviaria Europea (ERA, por sus siglas en inglés), Christopher Carr, ha reiterado en el Congreso de los Diputados las críticas vertidas por su organismo contra el informe de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF), y ha asegurado que este carecía de independencia y que era "demasiado flojo" a la hora de analizar las razones subyacentes del siniestro del tren Alvia, ocurrido en Santiago de Compostela en 2013.

En la comisión que investiga el accidente en la Cámara Baja, ha señalado que en la investigación de la CIAF participaron los entonces directores de Seguridad de Renfe y Adif, Antonio Lanchares y Andrés Cortabitarte, y que estos --investigados ahora en la causa judicial abierta por el siniestro-- "no tendrían que formar parte del equipo investigador".

Es más, aunque ha subrayado que la ERA, dependiente de la Comisión Europea, no tiene ninguna "capacidad ejecutiva", ha recordado que en su día ya se le expuso a la CIAF la conveniencia de repetir la investigación cumpliendo con las "líneas directivas" de la UE, algo que entiende que no hizo en su primer informe del accidente.

El expresidente de la CIAF Vicente Rallo y su sucesor en el cargo, Fernando Montes, admitieron en el Congreso que estos miembros de Renfe y Adif aparecían en el informe emitido, pero que su papel fue únicamente el de facilitar información y que no participaron en las deliberaciones ni en la redacción del informe. Sin embargo, Carr sostiene que la CIAF no respetó "el criterio de independencia", ya que "la investigación en sí misma tiene que estar libre de la participación" de personas con posible "conflicto de intereses".

NO SE ENTRA EN LAS "CAUSAS PROFUNDAS"

Carr ha dejado claro que ellos no realizaron una investigación del accidente en sí, sino de los puntos fuertes y débiles del informe de la CIAF y de la independencia de este organismo. El jefe de la Unidad de Seguridad Ferroviaria de la ERA ha aplaudido los aspectos técnicos del informe y su relato de los acontecimientos, pero ha lamentado que no se detenga en las "causas profundas" del siniestro.

Según él, la CIAF "tiene razón en la causa directa", el exceso de velocidad y la distracción del maquinista que conducía el convoy. No obstante, ha insistido en que desde el punto de vista de la seguridad "siempre tiene que establecerse un sistema múltiple de protección", de manera que no se tenga la sola "barrera" del conductor para evitar un accidente.

Asimismo, el responsable de la ERA ha apuntado que en el informe de la CIAF había "recomendaciones muy buenas", como la instalación de balizas en las transiciones bruscas de velocidad, pero ha aseverado que "todo eso se podía haber identificado antes del accidente en la evaluación de riesgos".

En relación a la modificación del proyecto, considera normal que un "proyecto amplio" tenga variaciones respecto al inicial, pero ha defendido que en cada una "hay que evaluar los riesgos", algo que no se efectuó con el enclavamiento de Santiago, que quedó sin Sistema Europeo de Gestión de Tráfico Ferroviario (ERTMS) en vía, tras el modificado.

Eso sí, ha rechazado pronunciarse sobre si el accidente se hubiera evitado de haber estado conectado este sistema a bordo del tren --Renfe y Adif acordaron desactivarlo porque daba fallos que provocaban retrasos en la línea-- y ha afirmado que "uno nunca sabe qué es lo que hubiera pasado".

LA ACTUAL COMISIÓN YA ES INDEPENDIENTE

El compareciente ha concluido diciendo que si se echa un ojo ahora a la CIAF, esta sí reúne las condiciones para realizar una investigación independiente, por lo que ha reiterado su consejo de que reabra la misma. Además, ha rechazado que la ERA mire "hacia otro lado" y ha dicho que no puede iniciar una investigación de oficio, sino que solo podría ofrecer su ayuda a la CIAF si esta se lo pide.

La sesión ha estado marcada por la polémica sobre si permitían asistir como espectadora a la misma a la eurodiputada del BNG, Ana Miranda, posibilidad finalmente rechazada y que ha enfrentado a los distintos grupos políticos.

El portavoz de ERC en la comisión, Gabriel Rufián, ha sido el primero en sacar el tema a colación y ha criticado el "veto" del PP y del PSOE a su presencia, cuando se trata de la denunciante de la investigación de la CIAF ante la UE.

RUFIÁN SE ENCARA CON EN MAREA Y AMBOS CON PSOE

Ha recordado que en esta comisión han estado presentes familiares de los comparecientes y diputados no adscritos, y ha denunciado, por otro lado, que el portavoz de En Marea, Antón Gómez-Reino, en la Mesa de la Comisión, le haya llamado "payaso" ante su insistencia al pedir la presencia de Miranda.

La portavoz de En Marea en la comisión, Alexandra Fernández, ha dicho que su grupo era favorable a la asistencia de Miranda, y su homóloga del PSOE, Pilar Cancela, ha cargado contra las palabras de Rufián y ha calificado de "mentira" que su grupo haya "vetado" la presencia de nadie. "Se pidió el criterio de los letrados", ha afirmado, y ha aseverado que en ningún momento de la Mesa y Junta de Portavoces se votó, sino que se respetó la posición de los letrados.

La propia Miranda y Rufián han comparecido ante los medios de comunicación a las puertas del Congreso, y han insistido en que el PP y el PSOE han "vetado" su concurrencia a la comisión como público. "Aquí hay mucha gente que quiere tapar la verdad. Y aquí lo que se debería respetar es el respeto a las víctimas y el respeto a los muertos", ha expresado Miranda, quien ha defendido que España no cumplió la normativa de evaluación de riesgos y que se teme que la Comisión Europea así lo manifieste.

Gómez-Reino, quien no se ha pronunciado durante la comisión al respecto, ha escrito en su cuenta de Twitter lo siguiente: "El protagonismo de la comisión del Alvia es, debe ser, de las víctimas y de la verdad. Nunca de ningún político. Por respeto no participaré nunca del espectáculo y la provocación. Por honor a la verdad aclararé: votamos, obvio, a favor de la presencia de la compañera Ana Miranda".

COMPARECENCIA DE EXRESPONSABLE DE TALGO

Ha comparecido posteriormente en la comisión el ex director industrial de Talgo Segundo Vallejo, quien ha garantizado que el proceso de homologación de los trenes fue "exhaustivo", "bastante completo" y que cumplió con la normativa.

Vallejo ha explicado que Renfe adquirió 45 trenes de la serie s-130 y que después pidió modificar 15 de ellos a Talgo para que pudiesen funcionar con y sin catenaria. Ha rechazado que el peso del convoy influyese en el accidente y ha insistido en el cumplimiento de la normativa.

El propio Carr en su intervención ha dicho que no es "inusual" la existencia de trenes híbridos y ha negado que los convoyes s-730 estuviesen construidos "a base de retales". "Sí que era un híbrido, pero esto no es inusual".

Contador