Publicado 29/09/2022 14:49

AMP. El exdiputado de la CUP Antonio Baños niega desobediencia grave y rechaza declarar en castellano en el juicio

El exdiputado de la CUP en el Parlament Antonio Baños (d) llega acompañado de la portavoz de la formación, Eulàlia Reguant, al juicio por desobediencia grave ante el Juzgado de lo Penal 30 de Madrid.
El exdiputado de la CUP en el Parlament Antonio Baños (d) llega acompañado de la portavoz de la formación, Eulàlia Reguant, al juicio por desobediencia grave ante el Juzgado de lo Penal 30 de Madrid. - Alejandro Martínez Vélez - Europa Press

La juez no accede a que el dirigente comparezca con intérprete y la Fiscalía rebaja su petición de prisión de seis a cuatro meses

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

La defensa del exdiputado de la CUP en el Parlament de Cataluña Antonio Baños ha negado que el dirigente --que este jueves ha rechazado declarar en castellano durante el juicio-- cometiera un delito de desobediencia grave a la autoridad en febrero de 2019 cuando rechazó contestar a las preguntas de la acusación popular que ejercía Vox durante el denominado juicio del 'procés'.

"No sé hasta qué punto se puede afirmar que el acusado se negó a declarar. No hubo oposición a lo que se le preguntaba, sino a quién (le preguntaba)", ha señalado el letrado Carles López a la titular del Juzgado de lo Penal Número 30 de Madrid.

La defensa, que ha pedido una sentencia absolutoria, ha insistido en que Baños dijo que no tenía impedimento en contestar y "contribuir al esclarecimiento". "No es una desobediencia formal", ha señalado tras subrayar que la actuación del dirigente "en la práctica no tuvo consecuencia ninguna".

En este sentido, ha precisado que, aunque es cierto que no finalizó el interrogatorio, la relevancia de su participación en el juicio fue "nula". "No es como si fuera un testigo de cargo", ha subrayado tras recordar que la intervención de Baños ni siquiera consta en la sentencia del Supremo sobre el 'procés'.

Así las cosas, el letrado ha recordado que Baños ya pagó una multa de 2.500 euros y ha preguntado si con el juicio, más allá de atribuir a Baños un delito de desobediencia grave, se pretende "tutelar el derecho de Vox a preguntar".

Durante la sesión, se ha visionado el vídeo en el que consta la testifical del exdiputado de la CUP ante el Supremo. "Usted viene como testigo. Usted no tiene la libertad de negarnos a nosotros la información. Tiene la obligación de responder. Viene como testigo", le dijo a Baños el entonces el presidente del tribunal, el magistrado Manuel Marchena, quien además le advirtió que su negativa tendría consecuencias penales.

En el vídeo consta también cómo Baños reiteró ante el tribunal su negativa a responder a las preguntas de la acusación popular que ejercía Vox.

A su llegada al juzgado, el exdiputado catalán se reafirmó en su actuación. "No tenía por qué contestar a una especie de delegado de un partido de ultraderecha, por mucho que fuera el presidente del Supremo", dijo tras insistir en que lo que hizo fue "un acto político en sede judicial".

CUATRO MESES DE PRISIÓN

Aunque el dirigente en un principio se enfrentaba a una pena de seis meses de prisión por el delito de desobediencia grave, este jueves la Fiscalía ha rebajado su petición a cuatro meses de cárcel.

La representante del Ministerio Público ha insistido en que el exdiputado cometió un delito de desobediencia a la autoridad por su "reiterada negativa" a contestar a las preguntas de las partes que conformaban el juicio del procés.

Ha recordado que, en calidad de testigo, Baños tenía la obligación de contestar y ha rechazado la posibilidad de que el tribunal vehiculara las preguntas de la acusación popular ejercida por Vox. "Presidencia no puede hacer de intermediario entre el testigo y una de las partes", ha subrayado.

"NO VOY A RECIBIR SU DECLARACIÓN EN CATALÁN"

El inicio de la sesión se ha visto marcado por el desencuentro entre Baños y la juez. La titular del Juzgado de lo Penal Número 30 de Madrid ha desestimado la petición del exdiputado de comparecer en catalán.

"En la Comunidad de Madrid la lengua oficial es el español. Si quiere expresarse aquí tiene que expresarse en castellano. No le voy a designar un intérprete", ha dicho la magistrada Hortensia Oro-Pulido.

Desde la defensa de Baños han insistido en que la petición de intérprete no se ha hecho para el acusado, sino para el tribunal y la Fiscalía, porque Baños entiende perfectamente el castellano. Han señalado, además, que ayer la portavoz de la CUP en el Parlament, Eulàlia Reguant, declaró en catalán y con intérprete en el Supremo.

La titular del Juzgado, sin embargo, se ha mantenido firme en su decisión, por lo que el exdiputado de la CUP ha renunciado a intervenir en "una lengua extranjera" y se ha quedado sin declarar. "No voy a recibir su declaración en catalán porque no tengo ninguna obligación. Tiene obligación de expresarse en castellano. Piénseselo o hable con su abogado", ha añadido la magistrada.

El abogado ha pedido hacer constar su protesta al considerar que al denegar el intérprete a Baños se ha cometido una vulneración de derechos fundamentales del acusado. Así, el exdiputado se ha quedado sin declarar durante el juicio de este jueves, que ha durado unos 40 minutos.

A la salida del juicio, y en declaraciones a la prensa, la defensa de Baños ha asegurado que la actuación de la juez podría suponer la nulidad de la vista. Ha indicado que, en caso de una sentencia condenatoria, sopesa presentar un incidente de nulidad y un eventual recurso ante el Tribunal Constitucional.

La sesión de este jueves ha tenido lugar un día después de que la portavoz de la CUP en la Cámara catalana, Eulàlia Reguant, fuese juzgada por los mismos hechos pero ante el Tribunal Supremo, por su condición de aforada al ser diputada en el Parlament.

Más información