Actualizado 25/01/2009 15:57 CET

AMP.- Rajoy pide un PP unido porque ahora toca forjar un "nuevo patriotismo" que recupere los valores frente a la crisis

"Me comprometo a garantizar la unidad y la cohesión de este partido pase lo que pase", dice, en medio de la polémica por los casos de espionaje en Madrid

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP, Mariano Rajoy, hizo hoy un llamamiento a la unidad y a la cohesión interna en el seno del partido, en medio de la polémica por la presunta trama de espionaje en Madrid, porque a su entender en este momento lo que toca es forjar un "nuevo patriotismo" que recupere "los valores perdidos" en estos cuatro años, devuelva la "ilusión" a los españoles y permita salir cuanto antes de la crisis económica.

Así lo aseguró durante su intervención en la clausura del Foro Abierto del PP, celebrado en el Palacio Municipal de Congresos, al que asistió la plana mayor del partido, entre ellos, el presidente fundador, Manuel Fraga, el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, y varios presidentes autonómicos, como Esperanza Aguirre (Madrid), Ramón Luis Valcárcel (Murcia), Juan Vicente Herrera (Castilla y León) y Pedro Sanz (La Rioja).

Aunque no se refirió en ningún momento a la supuesta red de espionaje en Madrid que ha ocupado la actualidad política esta semana, el llamamiento a la unidad de Rajoy se interpretó como un mensaje dirigido directamente al alcalde de Madrid y a la jefa del Ejecutivo autonómico madrileño, tras el enfrentamiento que han protagonizado ambos dirigentes estos últimos días.

"YO SÉ LO QUE TENGO QUE HACER".

Rajoy recalcó que "los tiempos que vivimos en este momento "exigen de todos responsabilidad y grandeza", pero más del PP. "Responsabilidad porque no podemos permitirnos el lujo de distraernos de lo realmente importante y la grandeza porque somos un referente para millones de españoles", enfatizó.

Siguiendo en esta línea, el presidente de los 'populares' insistió en que el partido tiene que estar "con fortaleza" en "lo grande" y no "en lo pequeño". "Yo sé lo que tengo que hacer", proclamó, para añadir que él estará dando "la batalla" para mejorar la sociedad española "y no para otras cosas".

Ante la actual crisis, Rajoy sostuvo que no basta con un plan económico sino que es necesario recuperar los viejos valores que, en su opinión, llevan cuatro años "sufriendo malos tratos". "España tiene que recuperar valores como el trabajo bien hecho, la austeridad, el espíritu de superación frente a los obstáculos, el esfuerzo, el mérito y eso que llamamos espíritu cívico que no es sino la responsabilidad que nos impulsa a contribuir al bien común. Todos estos valores están en crisis y demandan con urgente su propio plan de rescate".

Los españoles, reiteró, demandan al PP recuperar esos valores "abandonados" por José Luis Rodríguez Zapatero y "hacerlo con un partido unido y cohesionado". "Y yo me comprometo a garantizar la unidad y la cohesión de este partido, pase lo que pase", exclamó, cosechando un fuerte aplauso.

LOS VALORES Y LA ILUSIÓN.

El rescate de los viejos valores y la necesidad de que los españoles vuelvan a tener ilusión fueron los mensajes que más repitió en su intervención, "un discurso distinto" y "para una época de crisis", según dijo. Llegó a citar al presidente Roosevelt, quien en un momento parecido al presente aseguró que 'sólo hay que tener miedo al miedo mismo'.

Para Rajoy, hay "motivos para la esperanza" y el primero es la sociedad española, y por eso subrayó que el PP tiene que ofrecerse a los españoles para ayudar a resistir "el cerco de la incertidumbre", "vencer la angustia" y "romper el desamparo que tantos sienten ante la crisis en estos difíciles momentos". "La esperanza --continuó-- debe vencer al miedo y ésa es la pulsión a la que pertenece el proyecto del Partido Popular que lidero".

En este contexto, el líder de la oposición llamó a "limpiar el buen nombre del futuro para que la ilusión de vivir devuelva lo antes posible la alegría a los españoles". Sin ilusión por el futuro, España pierde su identidad más auténtica", proclamó. Y a continuación, emplazó al partido a "forjar el nuevo patriotismo" basado en "un realismo responsable" y en la recuperación de "valores perdidos"."Si no entendemos al que sufre la crisis, no somos nada -recalcó--. Este es el sentimiento con el que debemos forjar el nuevo patriotismo al que pretendo convocaros hoy".

EXPERIENCIA EN UN COMEDOR.

En su alocución, tuvo duras críticas contra la gestión del jefe del Ejecutivo, al que reprochó sus "medidas equivocadas, sus errores y sus chapuzas", así como "la mentira, el engaño y la farsa sostenida en un tiempo precioso que ya nadie devolverá". Es más, destacó que "cada negocio cerrado y cada empleo perdido "es un motivo para pedir al señor Zapatero una rectificación completa de su política" y "una razón para exigir un urgente cambio de rumbo"

Rajoy aprovechó para relatar la experiencia que vivió esta semana cuando visitó un comedor social, donde se encontró "con el rostro real de la crisis" pero también "el rostro de la esperanza". En concreto citó los casos de tres personas, Cándido, Ana y Antonio -un físico jubilado, una joven trabajadora social y un abuelo que fue empleado de banca y que hoy asistieron al Foro Abierto del PP--. "Vosotros y tantos como vosotros sois la prueba de que tenemos motivos para mirar con ilusión el futuro", les dijo.

Ante la falta de crédito de las familias y las pymes, pidió a sus dirigentes que exijan al Gobierno que "desatasque los bancos y libere el dinero de todos" porque "un banco que no presta dinero no es un banco y no cumple su función". También criticó en su discurso que el Gobierno la "desconfianza" que ha generado el Gobierno, que, en su opinión, usa el dinero público "como si no fuera de nadie".

Aunque auguró que la crisis va a ser "larga y dura", agregó que el Foro Abierto del PP quiere ofrecer a toda la sociedad española "una alternativa de esperanza, un guión distinto a este goteo de desánimo". "Yo os necesito a todos, os necesita vuestro partido y os necesita vuestro país", concluyó.