Ampl.- El 68% de los vascos cree que el Gobierno debería entablar nuevos contactos con ETA

Actualizado 08/06/2007 16:35:54 CET

Un 94% pide que los partidos dialoguen para impulsar otro proceso y el 74% mantiene la esperanza de consolidar la paz en próximos años

BILBAO, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un 68% de los ciudadanos vascos considera que el Gobierno central debería entablar nuevos contactos con ETA y un 94% que todos los partidos deberían dialogar para propiciar un nuevo proceso de paz. Más de la mitad de la ciudadanía, un 61%, esperaba que ETA rompiera el alto el fuego permanente, según los datos de la encuesta hecha pública hoy por el Gobierno vasco realizada entre los pasados días 5 y 6 de junio entre 600 ciudadanos mayores de 18 años.

El estudio indica, de esta manera, que el 61% de los ciudadanos esperaba que la tregua se rompiera, frente al 42% que lo creyó durante la tregua decretada en 1999, mientras que al 29% le ha "pillado por sorpresa" (48% en 1999).

El mayor porcentaje de ciudadanos que esperaba esta ruptura se da en Vizcaya, donde el 65% de los ciudadanos así lo confirmó, mientras que el 59% de los guipuzcoanos y el 54% de los alaveses también lo creían.

Por partidos, el 84% de los simpatizantes de EHAK esperaba la ruptura de la tregua, frente al 54% de los votantes de Aralar. Por su parte, el 78% de los ciudadanos que apoyan a EB aguardaban la misma noticia, seguidos de quienes apoyan a PP (65%), EA (59%), PNV (59%) y PSE-EE (58%).

En cuanto a la posibilidad de que el Gobierno central vuelva a entablar nuevos contactos con ETA, el 68% de los encuestados dice estar más bien de acuerdo, mientras que en diciembre de 1999, tras la ruptura de la tregua, ascendía al 90%. Por el contrario, un 14% asegura estar en desacuerdo, mientras que en 1999 este porcentaje era del 4%.

Los ciudadanos que más favorables a los nuevos contactos son los guipuzcoanos, con un 71%, frente al 65% de Álava y el 67% de Vizcaya. La proporción de los encuestados contrarios es inversa, de modo que la mayor tasa se registra en Álava, un 17%, y la menor en Guipuzcoa, un 9%.

Mientras que por sexos no hay diferencias significativas, el porcentaje de ciudadanos que apuestan por nuevos contactos es mayor en las edades más jóvenes. De esta manera, en la franja de edad comprendida entre los 18 y los 29 años, esta tasa asciende al 78% y, en la población de entre 30 y 64 años, al 70%. El porcentaje desciende significativamente en el caso de los encuestados mayores de 65, del 52%.

Por tanto, los más mayores son los más contrarios a estos contactos, un 22%. Este porcentaje desciende al 16% en las edades comprendidas entre los 30 y 45 años, al 10% entre los 46 y 64 y al 9% entre los 18 y 29 años.

Los simpatizantes de EHAK, Aralar, EA y PNV agrupan el mayor número de respuestas afirmativas, con porcentajes del 100, 97, 95 y 84%, respectivamente. Para los simpatizantes de EB esta tasa es del 73% y para los de PSE, del 63%. Sólo es menor que la mitad el pocentaje de los simpatizantes del PP (19%).

Asimismo, un 94% de los ciudadanos vascos opina que todos los partidos políticos deberían dialogar para propiciar un nuevo proceso de paz, dos puntos menos que en diciembre de 1999 y el mismo porcentaje que en noviembre de 2000. El pasado mes de febrero, el 83% apostaban por este diálogo.

Los pocentajes son muy similares en los tres territorios y en los dos sexos y, en el caso de los grupos de edad, oscila entre el 91% de las personas de entre 30 y 25 años y el 97% de los mayores de 65 años. Son favorables a que los partidos dialoguen para propiciar un nuevo proceso de paz la mayor parte de los simpatizantes de todos los partidos, con tasas que varían entre el 91% en el caso de PP y el 100% de Aralar y EHAK.

NUEVA TREGUA

Por otro lado, únicamente un 37% de los vascos confía en que ETA vuelva a declarar otra tregua en los próximos meses. Un pocentaje similar, el 40%, cree que no se producirá y un 23% dijo no saber u optó por no contestar.

Los ciudadanos vizcaínos son los que más confían en el anuncio de una tregua, el 38%, y los alaveses los que menos, un 33%. Por edades, los más optimistas en este sentido son los encuestados pertenecientes a los grupos de edades comprendidas entre los 46 y 64 (41%) y entre 30 y 45 (38%). Para los más jovenes es del 33% y para los más mayores, del 32%.

Además, la encuesta indica que los simpatizantes de PSE y EA son los que más confían en ello, un 47% en ambos casos, mientras que los de PP (26%), Aralar (30%) y EHAK (33%) son los que menos contemplan esta posibilidad. En el lado contrario, los que más dicen no confiar en que ETA declare una nueva tregua se encuentran los simpatizantes de PP (62%), EHAK (57%) y Aralar (61%).

En cualquier caso, el 74% de los encuestados mantiene la esperanza de que en los próximos años se consolide la paz en el País Vasco, mientras que en 1999 este porcentaje ascendía al 91% y el pasado mes de febrero era del 75%. Además, el 19% dice no mantener esa esperanza y el 7% dice no saber o prefiere no responder a esta pregunta.

Los vizcaínos son los más optimistas, un 78%, frente al 70% de Guipuzcoa y el 68% de Álava. También mantienen mayor esperanza las personas de entre 46 y 64 años (79%) y de entre 18 y 29 (75%), mientras que se sitúan por debajo de la media los de edades comprendidas entre los 30 y los 45 años (71%) y los mayores de 65 (70%).

Analizando la simpatía política de los encuestados, destacan que los de PSE, PNV y EHAK son los que mantienen esta esperanza en mayor porcentaje (86, 83 y 81%, respectivamente), si bien la tasa más elevada corresponde a los que presentan simpatías a todos los partidos por igual (95%). El único grupo menor del 50% es el de simpatizantes del PP, con un 33%.

La encuesta señala también que el 90% de los ciudadanos aboga por un final dialogado del conflicto vasco, frente al 4% que revela estar "más bien desacuerdo". Las cifras se repiten en los tres territorios vascos. Por partidos, el 100% de los votantes de Aralar, EA y EHAK apoya un final dialogado, seguido de los simpatizantes de PSE-EE (95%), EB (94%) y PNV (93%). Sólo el 35% de los votantes del PP respalda también esta posibilidad.

Respecto a las sensaciones que tienen los vascos en el momento actual, tras la ruptura del alto el fuego permanente, la principal es de preocupación (48%), seguida de desilusión (40%), desaprovechar el tiempo (29%), miedo (15%) y confusión (13%). Sólo el 5% afirma tener optimismo y el 4% se muestra con ilusión.

En abril de 2006, poco después de anunciarse la tregua, la sensación principal de los ciudadanos era de ilusión (46%) y optimismo (39%). Apenas un 5% tenía miedo o desilusión, y el 6% veía la tregua como una pérdida de tiempo.

Por territorios, la preocupación es común al 53% de los vizcaínos, el 51% de los alaveses y el 38% de los guipuzcoanos. También se da esta circunstancia entre los votantes del PP (72%), PSE-EE (62%), EB (57%) y PNV (53%). Por su parte, el 52% de los simpatizantes de la izquierda abertzale y el 51% de quienes apoyan a Aralar consideran que se ha desaprovechado el tiempo, mientras que el 53% de los votantes de EA afirma sentirse desilusionado.

VIOLENCIA

Preguntados por su percepción de la violencia, 55% de los vascos cree que es un problema "muy grave" y el 32%, "bastante grave". Sólo el 1% lo considera "no grave", el 2% "poco grave" y el 5% "algo grave".

Los votantes de todos los partidos consideran, en su mayoría, la violencia como un problema "muy grave" (PP 84%, PSE-EE 63%, PNV 63%, EA 57%, EB 52%, Aralar 51%), frente a la mayoría de los simpatizantes de EHAK, que lo cree "bastante grave" (56%).

Sobre la utilización de la violencia como un recurso para la solución de problemas, el 88% de la población cree que no hace falta recurrir a ésta y sólo el 5% se muestra "más bien en desacuerdo".