AMPL.- El guardia civil implicado en el tiroteo de Salou (Tarragona) se contradice en su declaración

Actualizado 25/02/2009 0:03:25 CET

El tercer implicado ratifica que el acusado se giró contra la víctima y accionó la pistola

TARRAGONA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El guardia civil implicado en el tiroteo de Salou (Tarragona), en el que resultó muerto otro agente, incurrió hoy en varias contradicciones respecto a las declaraciones que realizó durante la investigación del crimen, ocurrido en marzo de 2007, como puso de manifiesto la defensa del principal acusado, para el que la fiscal pide más de 50 años de prisión.

En la segunda sesión del juicio que se celebra en la Audiencia de Tarragona, el abogado del acusado, Santos Silveiro G.M. recordó que, inicialmente, el agente explicó que la víctima rodeaba con sus brazos al acusado antes de que éste le disparara e, incluso, afirmó que pudo haberlo hecho de espaldas. Sin embargo, hoy dijo que el fallecido levantó uno de los brazos para defenderse y que vio claramente como el procesado disparó de cara al fallecido.

Los medios de comunicación informaron entonces de que uno de los joyeros secuestrados pudo escapar y alertar a unos guardia civiles que estaban en un bar cercano, pero hoy el agente explicó que, cuando estaban en la oficina, fueron avisados del secuestro en el edificio Fidias. Al llegar, el fallecido, él y otro agente subieron hacia la última planta, donde, según relató, vio a Santos Silveiro G.M. esconderse tras un muro que separaba el rellano del acceso al ático.

Por eso, el guardia civil ordenó a sus compañeros que se pararan y, entonces, se oyó el martilleo de un arma, y por lo que desenfundó su pistola. "Esto se lo pregunta a la víctima", dijo el agente al letrado de Santos Silveiro G.M., cuando éste le preguntó por qué el fallecido subió el primero y estando desarmado.

El testigo, que dijo subir detrás de la víctima, explicó que el procesado le arrebató la pistola, le tiró al suelo y le apuntó con el arma, aunque se movió y evitó que la bala le alcanzara. Agregó que el fallecido cogió a Santos Silveiro G.M. por la cintura, y que éste se giró y le disparó.

Tras capturar a los secuestradores, el agente explicó que cogió el arma homicida --que era suya--, le puso el seguro, le quitó el cargador y la bala de la recámara y la volvió enfundar, en lugar de dejarla en el suelo para que la examinara la Policía científica y pudiera extraer eventuales huellas del procesado.

EL ACUSADO ACCIONÓ LA PISTOLA, SEGÚN UN IMPLICADO

El tercer agente implicado en el tiroteo de Salou y autor del disparo que hirió a Santos Silveiro G.M., el principal acusado en el caso, afirmó hoy que desde su posición vio como la víctima cogió al acusado por la cintura, antes que éste disparara contra el agente que tenía en frente sin darle.

Acto seguido, según relató, la víctima cogió más fuerte al acusado pero en el movimiento se golpeó en la cabeza con un cuadro contra incendios que había detrás suyo. En ese momento, el acusado se giró sobre su izquierda y se oyó una detonación. Después fue cuando el acusado se dirigió hacia la escalera, presumiblemente con la intención de huir, y al no pararse tras el alto dado por este agente, fue cuando le disparó porque le había apuntado con la pistola, según relató.

Este agente también explicó que aunque no vio como el acusado quitaba el arma a su compañero le oyó decir que le había quitado la pistola. Igualmente, también dijo oír a la víctima diciendo "me ha dado" cuando recibió el impacto de bala.

Sobre la decisión de que fuera la víctima quién pese a ir desarmada subiera la primera al lugar donde había el acusado, afirmó que se tomó para que un agente con pistola se quedara en el rellano por si había otro implicado y para proteger a los que subían al ático.