(Ampliación) Zapatero niega estar detrás de las detenciones del caso Malaya porque los jueces "son independientes"

Actualizado 05/05/2007 18:55:48 CET

Asegura que no "es creíble" que el PP esté "en contra" de todo lo que hace el Gobierno

TALAVERA (TOLEDO), 5 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que es "falso de toda falsedad" que esté detrás de determinadas acciones del caso Malaya en Marbella, como ha señalado el presidente del PP, Mariano Rajoy, ya que, según afirmó, los jueces "son independientes" en democracia. Asimismo, aprovechó para mostrar su apoyo a los que "persiguen a los conductores irresponsables" y hacer un llamamiento al PP y a José María Aznar para que "no mezclen" el derecho de defender el vino con la carretera.

Ante las 2.500 personas que acudieron al acto de precampaña electoral del PSOE en el Recinto Ferial de Talavera de la Reina (Toledo), el presidente del Ejecutivo recordó que aunque el PP dice que "sacamos cortinas de humo" cuando hay alguna noticia en los medios de comunicación, lo que hace falta es "ver una oposición responsable y seria" porque "también se lo merece España".

En esta línea, insistió en que los jueces son "independientes" en una democracia y expresó su apoyo a los magistrados "que luchan contra la corrupción inmobiliaria en Marbella y en todos los sitios", a los que luchan contra el terrorismo y a los que persiguen a los "conductores irresponsables que provocan tanto daño".

Por ello, hizo un llamamiento a la responsabilidad a José María Aznar y los dirigentes del PP, para que, "teniendo todo su derecho a defender el vino, tengan la responsabilidad de no mezclarlo con la carretera porque detrás hay un drama de 3.000 personas al año". A continuación, ironizó: "Yo pedí que el señor Aznar saliera con esas declaraciones para que hubiera otra cortina de humo".

"NO ES CREÍBLE" ESTAR EN CONTRA DE TODO

Asimismo, señaló que entiende que los dirigentes del PP estén contra la retirada de las tropas de Irak que hizo su Gobierno, --"no hay mas que ver como se lo pasaba el señor Aznar con Bush" ironizó de nuevo--, pero no que cuestionen normas de circulación que puedan evitar tantos actos que ponen en riesgo la vida de las personas" en las carreteras. "No se puede estar en contra de todo lo que hace el Gobierno porque no es creíble", aseguró.

El presidente del Gobierno también se refirió al debate entre los candidatos franceses Segolene Royal y Nicolás Sarkozy, que hicieron referencia a España y al pacto social con empresarios y sindicatos. A este respecto, alabó que ambos oponentes políticos expresaran su respeto al contrario y aseguró que "esa es la democracia que quieren los ciudadanos", puesto que "quien descalifica sin más no construye".

En este sentido, y en referencia al PP, el presidente del Gobierno señaló que "quien fábula y miente es que no tiene futuro" y que "quien no tiene la capacidad para llevar adelante un proyecto en positivo en la España de 2007 es que sólo esta intentando salvar su pasado, su pasado inmediato".

Pidió, además, que el 27 de mayo se vote "por el respeto" y la tolerancia política y se deje al margen "a la crispación". "Vamos a ir a estas elecciones del 27 de mayo con una hoja de servicios en Castilla-La Mancha, Talavera y donde gobernamos, que podemos defender con la cabeza alta y la mirada noble ante los ciudadanos que tienen derechos a exigirnos y preguntarnos", enfatizó.

PRIMER MANDAMIENTO: "DECIR LA VERDAD".

Apostó, además, por ir a estas elecciones "con un primer mandamiento" como modelo de comportamiento y conducta "que me he impuesto a mí mismo como prioridad absoluta". Y es que, apuntó, "allí donde estemos gobernando y trabajando por el pueblo digamos siempre la verdad a la gente sea mas fácil o menos fácil". "La verdad es esencial a la democracia y determinante para un buen debate público y político", consideró.

En este sentido, dijo que "merece la pena gobernar" y se pueden cambiar las cosas y tomar decisiones, y apuntó que cuando veía a los candidatos demócratas en Estados Unidos discutir entre ellos sobre "cuando traerían las tropas de Irak después del desastre que ha sido esa guerra", pensaba que "habíamos acertado", pero lo que es más importante que acertar en una decisión de Gobierno es que si "pudimos" salir de Irak y denunciar "la guerra ilegal" y trabajar por la paz, es "porque la gente fue a votar y cree en su voto, en su fuerza y en la democracia".

Recordó que en pocos días se iniciará la campaña electoral --una fiesta de la democracia y sobre todo "para respetar a los ciudadanos", dijo--, para destacar que la mejor manera es "votar por la tolerancia política y por el respeto a los adversarios" y nunca recurrir al insulto ni la descalificación".

Zapatero se refirió también a los jóvenes, de los que "muchos hicieron que yo ganara las elecciones", recordó. En estos tres años, dijo, se ha trabajado por que "se labren" un futuro "justo, solidario, libre y en paz", por que ganen una educación con becas, igualdad de oportunidades y donde "nadie quede atrás" y porque los jóvenes ganen la posibilidad de un empleo estable y así, "estamos consiguiendo que cada vez haya menos empleos precarios y más indefinidos" gracias al acuerdo social.

EL "JOVEN BONO"

Ésta, destacó, es "la generación de toda la historia que más ama la paz", defiende la igualdad entre hombres y mujeres y la libertad individual y, por eso, "este país tiene gran futuro, garantizado, seguro, estable y gracias a los valores de tantos jóvenes de nuestro país". Entre ellos, se refirió a "un joven", José Bono, que como tal empezó "luchando como nadie por esta tierra", dijo en referencia a Castilla-La Mancha, y lo ha hecho "tanto y tan bien, aquí, y en el Gobierno de España".

Subrayó que el socialismo debe ir acompañado de la sobriedad pero también del talante, ya que quien piensa en progresista "siente que nadie es más que nadie y todo el mundo tiene que tener respeto hacia los demás", puesto que "todos contribuimos a hacer que este país mejore cada día", y esto "no es muy normal", señaló, reconociendo que sería "excepcional" que se oyera en un mitin "de nuestros adversarios", insistió.

Tras señalar que este momento "tan vital y con tanto futuro" que tiene el país es gracias "a todos los ciudadanos piensen como piensen", afirmó que lo que más motiva como socialistas es además de asegurar el futuro a los jóvenes es "tener a nuestros mayores con pensiones más dignas", que seguirán "subiendo" y con la garantía de que "mas allá de cual sea su circunstancia personal y las posibilidades de su familia", se está "a su lado" gracias a la Ley de Autonomía Personal.

Junto a Rodríguez Zapatero estuvieron en Talavera el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, el ex ministro de Defensa y ex presidente regional, José Bono, y el alcalde de Talavera, José Francisco Rivas.