Actualizado 23/09/2015 14:48 CET

ANC y Drets advierten de que habrá "centenares de denuncias" por incidencias en el voto exterior

JR.Armadàs, O.Vicente, L.Castro y M.Marsal
EUROPA PRESS

BARCELONA, 23 Sep. (EUROPA PRESS) -

El abogado de Drets.cat Marc Marsal ha advertido este miércoles de que se presentarán "centenares de denuncias" por las incidencias registradas y las dificultades para votar con las que se han encontrado catalanes residentes en el exterior de cara a las elecciones de este 27 de septiembre.

"El problema es sistémico, y supone una baja calidad democrática del Estado para todos los españoles porque es un procedimiento excesivamente burocratizado y que exige un plus de diligencia. A los catalanes se les añade que hay una voluntad explícita de obstruir el voto", ha dicho Marsal en rueda de prensa.

Han acompañado al abogado de Drets.cat la coordinadora de la Comisión Internacional de la ANC, Liz Castro; el secretario general adjunto de la Federació Internacional d'Entitats Catalanes (Fiec), Oriol Vicente, y el subpresidente de Catalans al Món, Joan Ramon Armadàs.

"Tenemos ya alguna denuncia por la imposibilidad de poder solicitar el voto, y en otros casos no llegan las papeletas", ha dicho Marsal, a lo que Armadàs ha añadido que en México, por ejemplo, ha llegado una caja llena de papeletas, si bien no se han distribuido a los domicilios correspondientes.

En concreto, hay 196.062 catalanes residentes en el exterior con derecho a voto para el 27S, pero solo 20.836 --el 10,6% del censo-- se han podido registrar en el Censo de Electores Residentes Ausentes (Cera) pidiendo el voto rogado y su solicitud ha sido aceptada, por lo que podrán votar si reciben toda la documentación a tiempo.

En cuanto a las vías de acción jurídicas para combatir esta situación, Marsal ha citado que la Junta Electoral Central (JEC) amplíe el plazo para poder votar --finaliza el día 25 de septiembre--, iniciar la vía contencioso-administrativa y alegar la existencia de un delito electoral presentando querellas penales contra los funcionarios que se pueda demostrar que han obstruido el derecho a voto, lo que podría estar penado con cárcel de seis meses a dos años, o con una multa de seis meses a dos años.

LA DIFICULTAD DEL VOTO

"El sistema actual es hipercomplicado", ha afirmado Castro, que ha lamentado que poder ejercer el derecho fundamental de voto exige un excesivo papeleo, pedir el voto de forma proactiva, numerosos viajes a consulados, y la atención recibida por el ciudadano es escasa, lo que, a su juicio, hace que el sistema sea muy frustrante para el votante.

Vicente ha criticado que a partir de la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (Loreg) del 2011, es necesario que el votante pida el voto: "Se tiene que mendigar un derecho básico del ciudadano".

"El ciudadano depende de las eficiencia y la buena fe de las embajadas y los servicios de correos", ha dicho Armadàs, que ha añadido que no se trata de votar independencia 'sí' o 'no', sino de tener el derecho de votar.

Precisamente el martes, la vicepresidenta del Govern, Neus Munté, dijo que el Govern ha vuelto a pedir la ampliación del plazo para que los catalanes residentes en el extranjero puedan votar ante la preocupación de que la documentación no ha llegado aún a países como Costa Rica, Chile, Ecuador y algunas zonas de Chile.

Para leer más