9 de abril de 2020
 
Actualizado 17/01/2007 14:07:09 +00:00 CET

Andratx.- El ex alcalde, Eugenio Hidalgo, asegura que no hubo amenazas personales hacia la familia Alemany (UM)

PALMA DE MALLORCA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ex alcalde de Andratx, Eugenio Hidalgo, aseguró hoy que "en absoluto" existieron amenazas personales por su parte hacia la familia de la edil de Unió Mallorquina en el Ayuntamiento, Isabel Alemany, quien interpuso el pasado mes de agosto una denuncia contra el ex primer edil por un delito de amenazas consumadas y prevaricación, tras la orden de cierre por parte del Consistorio de un aparcamiento propiedad de su familia.

Así lo afirmó hoy en los Juzgados de Vía Alemania, en sus primeras declaraciones a los medios de comunicación desde que fuera detenido por su implicación en la operación 'Voramar', tras declarar esta mañana durante una hora y media ante la magistrada del Juzgado de Instrucción número 4 de Palma, María de la Pietat Marín, quien instruye la causa abierta contra Hidalgo tras la denuncia penal presentada por Alemany tras el cierre del parking.

Según informó el abogado Rafael Perera, encargado de la defensa de Hidalgo, durante la vista celebrada hoy, el ex alcalde "pudo escuchar y comentar en los términos oportunos" las grabaciones telefónicas, relacionadas con el caso del aparcamiento, que fueron realizadas al ex primer edil en el marco de la operación 'Voramar', y cuya investigación se inició el pasado 27 de noviembre por el magistrado del Juzgado de Instrucción número 12 de Palma, Álvaro Latorre.

Hidalgo manifestó que está "por la labor de que el parking se abra en beneficio de toda la comunidad de Sant Elm y de los mallorquines", al tiempo que recalcó que es algo que se produciría "siempre y cuando el aparcamiento cumpla los requisitos que marca la Ley de Actividad Clasificada de 1995, por un motivo, que es que los ciudadanos que lo utilicen tengan seguridad".

En este sentido, su abogado defensor, Rafael Perera, explicó que Hidalgo contestó a todas las preguntas formuladas en la vista por la jueza Marín y por el fiscal de Medio Ambiente, Adrián Salazar, aunque recalcó que no contestó a las preguntas de la acusación particular porque, según aclaró el mismo Hidalgo, "no lo creí conveniente".

Perera afirmó que su cliente "ha negado cualquier ánimo de represalia o animadversión hacia la familia Alemany" y añadió que Hidalgo manifestó haber actuado como alcalde con los procedimientos de los servicios jurídicos y administrativos del Ayuntamiento, alegando que "nada tiene que oponer hacia la familia Alemany".

"Hidalgo, como ciudadano y como alcalde, considera que el aparcamiento es conveniente como servicio público y tendrá toda la colaboración y ayuda para que esté al servicio de los ciudadanos", sentenció Perera, quien apuntó que el ex alcalde declaró que, como primer edil, "tenía la obligación de cuidar que se cumpliese la normativa".

Según reveló Perera, el inspector de la Policía Local fue quien puso al ex primer edil en antecedentes "de que existían problemas circulatorios debido al importante aumento del parque automovilístico", información tras la que Hidalgo ordenó cerrar el aparcamiento "para que estuviera ajustado a la normativa, siendo ésta su única actuación".

Antes de abandonar las dependencias judiciales, el ex alcalde se declaró "a favor siempre del progreso y de la convivencia entre los ciudadanos" y aseguró que "será la justicia quien decidirá" si esta causa se incluye en el sumario de la operación 'Voramar' contra la corrupción urbanística, investigación en la que Hidalgo figura como uno de los principales imputados.

La denuncia de Isabel Alemany se remonta al mes de agosto, cuando el Ayuntamiento de Andratx decretó el cierre del aparcamiento que su familia gestiona en Sant Elm, alegando que presentaba deficiencias para continuar con el servicio. Tras el cierre, la edil presentó dos denuncias penales contra el ex alcalde, una por prevaricación y otra por amenazas consumadas, ya que el cierre, según Alemany, se debía a una "persecución" contra su persona.

Días después de la orden de cierre por parte del Ayuntamiento, el juzgado de lo contencioso-administrativo de Palma dictó un auto por el que se invalidaba la orden de Hidalgo y se instaba a la reapertura del aparcamiento de manera urgente.

Eugenio Hidalgo es uno de los principales imputados en la operación 'Voramar' contra la corrupción urbanística en el municipio de Andratx y fue acusado, junto al ex celador de Obras municipal, Jaume Gibert, y al ex director general de Ordenación del Territorio del Govern, Jaume Massot, de delitos relacionados con la ordenación del territorio, prevaricación, blanqueo de capitales, así como otras imputaciones que forman parte de una investigación que dura casi dos meses y que llevaron al ex alcalde 'popular' a pasar un periodo en prisión, hasta que el juez decretó libertad bajo fianza de 100.000 euros.

Lo más leído

  1. 1

    Detenido tras jactarse en redes sociales de haber viajado de Madrid a Torrevieja para contagiar el coronavirus

  2. 2

    La Junta iniciará el lunes 13 su "desconfinamiento progresivo" con altos cargos y eventuales

  3. 3

    Andalucía abonará 300 euros en un pago único a 150.000 autónomos excluidos de medidas del Gobierno

  4. 4

    ¿Cómo hacer masa madre?

  5. 5

    Italia supera los 140.000 contagios y los 18.000 muertos por coronavirus tras un nuevo repunte de 610 fallecidos