Actualizado 28/06/2007 20:15 CET

Antich espera que haya el "máximo consenso" con el PP en el Parlament balear durante toda la legislatura

PALMA DE MALLORCA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El representante del grupo socialista en el Parlament, Francesc Antich, aseguró hoy que espera que haya debate y "máximo consenso" con el principal y quizá único grupo parlamentario en la oposición, y dijo ser consciente de que el PP representa "a mucha gente" de las islas, por lo que será necesario el consenso para sacar adelante algunas propuestas importantes.

Así lo manifestó hoy el líder socialista en declaraciones a los medios de comunicación tras la reunión que mantuvo con la presidenta del Parlament, Maria Antonia Munar, en la ronda que contactos que ésta ha llevado a cabo con los representantes de todas las fuerzas parlamentarias.

Antich explicó que para su investidura como nuevo presidente del Govern cuenta con los apoyos de su grupo, de Eivissa pel Canvi (ExC), del Bloc per Mallorca y de Unió Mallorquina, lo que suma un total de 30 votos a favor de su elección como líder del Ejecutivo Autonómico los próximos cuatro años.

Respecto a la propuesta que realizó ayer el representante de la Agrupación Independiente Popular de Formentera, Josep Mayans, de crear un grupo parlamentario propio, Antich aseguró no haber hablado con Munar de esta posibilidad y manifestó que su idea es que el nuevo Ejecutivo Autonómico se preocupe "por todos los rincones de Baleares y por todas las personas".

DECISIONES A REVISIÓN

En referencia al pago que el Govern en funciones ha decretado para el arquitecto Santiago Calatrava por la redacción del anteproyecto del Palacio de la Ópera de Palma, Antich sostuvo que el nuevo Ejecutivo "tendrá que hacer un análisis de los acuerdos aprobados" porque hay algunos que "no están claros", dijo, como el Teatro de la Ópera y la concertación de los colegios afines al Opus Dei.

Según Antich, la zona del puerto de Palma es un lugar que "necesita mejoras" para el buen funcionamiento de las infraestructuras portuarias y del turismo de cruceros y señaló que es una situación que se tendrá que analizar "de inmediato", aunque admitió que algunas de las decisiones del Govern en funciones "pueden crear problemas al trabajo del nuevo Ejecutivo".

"Ahora no voy a entrar en las cantidades aprobadas, que tendrán que ser analizadas por los servicios técnicos, pero nos preocupa el proyecto en sí", señaló el líder socialista, quien destacó que el Moll Vell "no era lugar adecuado para ejecutarlo ni es una necesidad importantísima para Palma, ya que hay otras prioridades". "Los servicios técnicos estudiarán estas decisiones", sentenció.