Actualizado 30/05/2007 22:41 CET

ANV votará a favor de "desalojar" a UPN de los ayuntamientos, pero dice que el PSN no es una alternativa "válida"

PAMPLONA, 30 May. (EUROPA PRESS) -

ANV anunció que en todos los ayuntamientos en los que tiene presencia votará a favor de "desalojar" a UPN de los gobiernos municipales, porque así lo encomienda el sentir "mayoritario" y destacó que "la izquierda abertzale está en posición de decidir quién va a ser alcalde o alcaldesa de Iruña".

Además, ANV se posicionó a favor de un "cambio" en el Ejecutivo navarro, con el argumento de que UPN es el "mayor enemigo para la paz" y para el "cambio político".

Santi Lorente y Ainhoa Irigibel, los dos primeros integrantes de la lista al Parlamento, anulada, ofrecieron hoy su valoración de las elecciones del pasado domingo. Según expusieron, los resultados no son fieles a la "realidad social" porque "no ha habido unas elecciones libres", pese a lo cual la izquierda abertzale ha mantenido el voto "en una situación de excepcionalidad".

Se mostraron "muy satisfechos" de los resultados obtenidos; 18.000 votos al Parlamento y 30.000 a candidaturas municipales. Lorente precisó que este dato se aproxima al "peso político" real de la izquierda abertzale, que podría haber conseguido grupo parlamentario y ser una "fuerza determinante" para cualquier alternativa.

"Algo sabían los ilegalizadores", criticó Lorente, quien también extrajo la conclusión de que "Navarra está por el cambio político, el proceso de resolución y desalojar a UPN de las instituciones".

También indicó que sin ANV Yolanda Barcina tendría mayoría absoluta en Pamplona e indicó que en los ayuntamientos con posibilidades buscarán acuerdos para "un cambio real", analizando las circunstancias de cada consistorio.

No obstante, Lorente también precisó que el PSN no es una "alternativa válida", porque mantiene posiciones de "blindaje" del estatus de Navarra y es "incapaz" de impulsar un "proceso democrático".

Finalmente, sostuvo que "no es de recibido" que el futuro de Navarra "se decida en Madrid", en el sentido de que Navarra se pueda cambiar por el "cromo" de Canarias o que la decisión se tome en virtud de las elecciones generales de 2008.

Lorente extrajo la conclusión de que la izquierda abertzale, a la vista de los resultados electorales, "va por buen camino" pero reclamó que se subsane "cuanto antes" el "pucherazo electoral", con la convocatoria de nuevas elecciones para reparar la ilegalización y un impulso al "proceso democrático". "Navarra no puede resignarse cuatro años más así", comentó.