Archivada la denuncia de Dignidad y Justicia contra el parlamentario de EH Bildu Iker Casanova

Publicado 10/01/2015 15:03:58CET

La Fiscalía afirma que ha cumplido la pena por pertenencia a banda armada y no la ha quebrantado

BILBAO, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía Superior del País Vasco ha archivado la denuncia presentada por la asociación Dignidad y Justicia contra el parlamentario de EH Bildu Iker Casanova, que sostenía que éste está "incapacitado" hasta 2016 "para obtener u ostentar un empleo o cargo público" en base a la condena que le impuso el Tribunal Supremo como "autor responsable de un delito de pertenencia a la organización terrorista" Ekin.

Según han informado fuentes jurídicas a Europa Press, el Ministerio público afirma, en su decreto en el que archiva las diligencias de investigación, que Casanova ha cumplido la pena a la que le condenó el TS de siete años y medio de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio de cargo o empleo público. Éste salió de prisión en el 11 de noviembre de 2011.

El Fiscal Superior vasco, Juan Calparsoro, argumenta en su escrito que, por ello, Iker Casanova no ha "quebrantado" la condena al tomar posesión como parlamentario en la Cámara autonómica el 2 de septiembre de 2012, en sustitución de Laura Mintegi.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional remitió a Calparsoro las diligencias que fueron incoadas tras la denuncia de Dignidad y Justicia contra Casanova, al ser éste aforado.

Dignidad y Justicia consideraba que el tiempo que Iker Casanova "pasó en prisión provisional, ha tenido que ser exclusivamente abonado o compensado respecto del cómputo de la pena de prisión y no de la pena de inhabilitación especial para el empleo o cargo público impuesta, la cual no comienza a tener efecto desde la firmeza de la sentencia".

Por ello, estimaba que, "aún cuando se haya extinguido la pena de prisión, el condenado debe seguir cumpliendo su pena de inhabilitación especial hasta el límite máximo establecido en la sentencia, esto es, siete años y seis meses".

En su escrito, la asociación denunciante afirmaba que Casanova está "incapacitado" hasta 2016 "para obtener u ostentar un empleo o cargo público, entre los que evidentemente se encuentran los que se obtienen por elección o cualquier otra circunstancia transitoria, como son los miembros de las corporaciones municipales, los diputados, senadores o los integrantes de los parlamentos autonómicos o representantes de España en el Parlamento europeo".

Sin embargo, el Fiscal Superior vasco ha archivado la denuncia al creer que no ha "habido quebrantamiento de condena", ya que el parlamentario de EH Bildu cumplió la pena de cárcel e inhabilitación. En este sentido, recuerda que se ha tenido en cuenta el tiempo que Iker Casanova estuvo en prisión provisional.

Para leer más