Actualizado 28/06/2007 20:48 CET

La Audiencia de Madrid computará 120 día de prisión a Ruiz-Mateos por el "caso Rumasa"

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Madrid computará 120 días de prisión al empresario José María Ruiz-Mateos, por el tiempo que estuvo encarcelado preventivamente por el 'caso Rumasa' -del que fue absuelto en 1997-, de cara al cumplimiento de la pena de tres años por la que ingresó en la cárcel madrileña de Alcalá-Meco el lunes pasado, informaron hoy fuentes jurídicas.

La Sección Decimosexta de la Audiencia Provincial de Madrid, que le condenó en 2005 por los delitos de insolvencia punible y alzamiento de bienes en la empresa Mundo Joven, sentencia confirmada el pasado mes de diciembre por el Tribunal Supremo, ha rechazado en cuatro resoluciones dadas a conocer hoy varias de las peticiones de la familia.

En estas resoluciones, dictadas entre abril y junio de este año, el tribunal deniega la suspensión de la condena solicitada por la defensa de Ruiz-Mateos por "la naturaleza y gravedad" del delito por el que fue condenado y al considerarle "mentor" de "una actuación defraudadora" que vulneró "el derecho de los acreedores a una responsabilidad universal y produce un daño enorme al interés colectivo en el buen funcionamiento del sistema crediticio".

RECHAZA LA SUSPENSIÓN POR SU ESTADO DE SALUD

El tribunal también desestimó una petición de suspensión de la ejecución de la pena en razón de la "integridad física y mental" y de la "edad avanzada" que presenta el empresario, que además sufre "una enfermedad muy grave con padecimientos incurables", según consta en un escrito presentado por su defensa.

Según este auto, "la certificación médica que aporta el penado no evidencia sino las patologías propias de la edad del mismo y la necesidad de someterle a controles periódicos que pueden tratarse en el hospital penitenciario". Asimismo, el tribunal rechaza que Ruiz-Mateos aluda a "criterios de dignidad humana y respeto a la dignidad de las personas, impredicables en quien da muestras constantes de su nulo respeto a la ley y de burla a la misma".

De la misma manera, la Audiencia Provincial de Madrid derivó al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria un recurso de súplica planteado por la defensa en el que se reclamaba la redención de penas por los trabajos que Ruiz-Mateos realizó durante su estancia en prisión preventiva, que alcanzó los dos años, según su familia.

También se rechazó su ingreso en prisión mientras se tramitaba el indulto, que fue denegado conforme pidió el fiscal. Ruiz-Mateos ha sido condenado en varias causas y en dos de las cuales sí le fue suspendido el ingreso en prisión.

El empresario permanece desde la tarde del lunes en un módulo normal de la prisión de Alcalá-Meco, cuyos responsables decidieron que su estado de salud no justificaba su permanencia continuada en la enfermería.

La familia de Ruiz-Mateos puede ahora, según las fuentes consultadas, recurrir al juez de Vigilancia Penitenciaria que le corresponda para solicitar, entre otras medidas, la concesión de la libertad condicional. Las decisiones de este magistrado son revisadas por la vía de recurso por la Sección Quinta de la Audiencia de Madrid.