Actualizado 12/01/2015 20:11 CET

Autoridad Palestina confirma su intención de volver al Consejo de Seguridad para poner fin a la ocupación israelí

No renuncia a poner una fecha para la retirada de Israel a las fronteras anteriores al 67, pero abre la puerta a retrasarla más allá de 2017

RAMALA, 12 (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Beatriz Fernández)

La Autoridad Palestina ha confirmado este martes su determinación de volver a presentar ante el Consejo de Seguridad de la ONU un proyecto de resolución que establezca una fecha límite para el fin de la ocupación israelí sobre los Territorios Palestinos y el regreso a las fronteras anteriores a 1967.

El ministro palestino de Exteriores, Riad Al Malki, ha afirmado a la prensa española que la inclusión de una "fecha" que ponga fin a la ocupación israelí en una futura resolución del Consejo de Seguridad supone una "línea roja" para la Autoridad Palestina a la que no están dispuestos a renunciar.

No obstante, ha dejado abierta la puerta a que, en aras de conseguir una posición unánime del Consejo, esa fecha pueda ser posterior a noviembre de 2017, que era la que fijaba la última resolución presentada ante el Consejo el pasado 30 de diciembre y que fue rechazada. En cualquier caso, ha dicho que es "muy pronto" para concretar qué fecha se establecerá en la nueva resolución.

Al Malki se ha pronunciado en este sentido en declaraciones a la prensa española tras ofrecer una rueda de prensa conjunta con su colega español, José Manuel García-Margallo, con quien se ha reunido en Ramala.

TRABAJAR "SIN PRISAS"

En la conferencia de prensa, Al Malki se ha referido a la voluntad palestina de trabajar "sin prisas" con los países árabes y el resto de socios de la comunidad internacional para lograr un texto que pueda ser aceptado por todos. De hecho, para este jueves hay una reunión en El Cairo de los ministros de Exteriores de la Liga Árabe donde se hablará de la conveniencia de volver a presentar la resolución, y en qué términos.

Eso sí, en caso de que se demuestre imposible lograr la unanimidad, los palestinos están decididos a presentar una propuesta de resolución, a pesar de que esté encaminada al fracaso por la oposición de EEUU, que tiene poder de veto en el Consejo.

Al Malki ha revelado que en la votación del pasado 30 de diciembre tenían asegurados los nueve votos necesarios para que una votación prospere, siempre y cuando no tenga el veto de ninguno de los miembros permanentes del Consejo.

En este caso, aunque hubieran conseguido los nueve votos, EEUU --que votó en contra-- se hubiera visto obligado a ejercer su poder de veto. Al final no fue necesario porque Nigeria cambió a última hora el sentido de su voto, que iba a ser favorable, por presiones de Israel, según Al Malki.

POSICIÓN DE ESPAÑA

García-Margallo se ha comprometido a que España --que acaba de estrenar asiento en el Consejo de Seguridad-- trabajará buscando una resolución "unánime" que pueda abrir la puerta a la celebración de una conferencia internacional --si ésa es la fórmula de consenso por la que se opta-- que "permita solucionar el conflicto".

Entre tanto, ha pedido a la Autoridad Palestina que se abstenga de emprender medidas "unilaterales" que "puedan entorpecer el conflicto", en clara alusión a la posibilidad que tiene la Autoridad Palestina de denunciar a Israel por crímenes de guerra ante el Tribunal Penal Internacional tras su reciente firma del Estatuto de Roma.

Una actuación en ese sentido sería contraproducente para el proceso de paz, como lo es la política de expansión de asentamientos por parte de Israel, que España condena también, ha recordado el ministro.

Sobre el papel que España ejercerá en el Consejo de Seguridad cuando llegue el momento de votar una resolución sobre la cuestión palestina, Al Malki ha manifestado su "confianza" en que España adoptaría una posición "correcta y responsable".

Por otra parte, el ministro español, que este miércoles visitará Gaza, ha subrayado la importancia de que concluya la reconciliación palestina entre Al Fatá y Hamás, y para eso tiene que ser posible una presencia "efectiva" de la Autoridad Palestina en la Franja, lo que hoy por hoy no se produce, pues Hamás se resiste fundamentalmente a ceder poder en materia de seguridad.

Durante el encuentro entre los dos ministros --García-Margallo también ha visto al primer ministro, Rami Hamdalá-- se ha firmado el nuevo plan que fija los sectores en los que se centrará la cooperación española en los Territorios Palestinos en los próximos tres años (hasta 2017) y que contempla una dotación para ese periodo de 33 millones de euros, de los que la mitad irán a proyectos en Gaza.

Debido a los recortes presupuestarios, se trata del "máximo" que la cooperación española puede destinar a los Territorios, ha dicho García-Margallo, que ha recordado que entre 2008 y 2014 España ha invertido en ayuda al desarrollo en este área 445 millones de euros.

de que esté encaminada al fracaso por la oposición de EEUU, que tiene poder de veto en el Consejo.

Para leer más