Actualizado 11/12/2007 12:54 CET

Azkarraga denuncia que el PSOE va "a la rueda" de las peticiones del PP para ilegalizar a ANV y EHAK

Cree que los "capítulos" sobre posibles actuaciones contra ambos partidos se repetirán según se acerquen las elecciones

VITORIA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El consejero vasco de Justicia, Joseba Azkarraga, se mostró hoy "rotundamente contrario" a que ANV y EHAK sean ilegalizadas y acusó al PSOE de ir "a la rueda" del PP ante las reclamaciones de los 'populares' para que ambas formaciones de la izquierda abertzale queden excluidas de la legalidad. Además, denunció que haya partidos a los que, desde un punto de vista electoral, "les interese continuar enganchados a esta rueda de ilegalizaciones".

En declaraciones tras la presentación de la edición de este año de los premios René Cassin, el responsable autonómico de Justicia se refirió a las informaciones sobre los preparativos del Ejecutivo central para la ilegalización de ANV y EHAK, y consideró que "estos capítulos se van a ir retomando cada vez que se acercan procesos electorales".

Azkarraga denunció que existan partidos a los que, desde un punto de vista electoral, "les interese continuar enganchados a esta rueda de ilegalizaciones, de cierres de medios de comunicación y de actitudes que en nada ayudan a superar este conflicto". "La impresión que tenemos es que cada vez que el PP da un paso más y comienza a exigir más ilegalizaciones de opciones políticas determinadas, el PSOE no quiere quedarse atrás y va a la rueda de esas peticiones", añadió.

En su opinión, la ilegalización de ambas formaciones de la izquierda abertzale "es un error desde el punto de vista político", mientras que jurídicamente, "la no condena de un acto terrorista no es delito", tal y como, según recordó, "ha dicho el propio ministro de Justicia".

Azkarraga estimó el hecho de no condenar un atentado "podrá ser otra cosa, podrá ser cobardía política o una actuación censurable". No obstante, advirtió de que "de ahí a que eso pueda suponer la ilegalización de una opción política, va mucho".

Tras mostrarse "rotundamente contrario" a que ANV y EHAK queden excluidos de la legalidad, rechazó "con la misma rotundidad" que ANV "nos esté exigiendo al Gobierno que hagamos más". "Quienes tienen que hacer algo son ellos", destacó.

El consejero denunció que "no vale plantear las responsabilidades siempre en el campo del otro, sin pararse a reflexionar que es lo que ellos no están haciendo y que es lo que deberían estar haciendo". "Estamos hartos de que sus errores se carguen sobre las supuestas responsabilidades de los demás", manifestó.