Aznar dice que España necesita recuperar el rumbo para que no le sigan "prestando sillas"

Actualizado: sábado, 22 noviembre 2008 21:48


LAS ROZAS, 22 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente del Gobierno y presidente de honor del PP, José María Aznar, afirmó hoy que España "necesita recuperar el rumbo" para volver a ser una de las mejores democracias del mundo y evitar así que le sigan "prestando sillas", porque no debe "andar de prestado".

"Necesitamos recuperar el rumbo de un futuro que diga que queremos volver a ser una de las mejores democracias del mundo y que no queremos que nos sigan prestando sillas, porque no queremos andar de prestado", dijo Aznar durante su intervención en la clausura del XI Congreso regional de las Nuevas Generaciones del PP de Madrid.

El ex jefe del Ejecutivo hizo estas declaraciones días después de la celebración de la cumbre del G-20, celebrada en Washington, en la que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, tuvo que hacer ciertos esfuerzos para poder participar.

"No es lo mismo la memoria que reescribir la Historia. No es lo mismo la reconciliación entre los españoles que intentar confrontar y dividir a los españolas una vez más. Y no es lo mismo que un país pueda ir al futuro con objetivos claros, determinados, seguros, firmes en lugar de ir andando de prestado por ahí", sentenció.

El presidente de honor del PP consideró que es una "desfachatez" que el Gobierno haya llamado "antipatriotas" a los miembros del PP cuando alertaban de la llegada de la crisis y ahora se postulen como "paladín, dando clases por todo el mundo" sobre cómo solucionar la situación.

"¿Cómo se puede renegar de la amistad del país más importante del mundo y de pronto descubrir después de un paseíto por Washington que la democracia americana nos ilumina a todos?", se preguntó.

DAR LAS BATALLAS.

Aznar confió en que la solución a los problemas que atraviesa el país, entre los que citó la crisis económica, existe y apostó por explicar a España y a los ciudadanos las decisiones que se han de tomar en cada momento. Así, subrayó que cuando el PP ha hecho esto le ha ido bien y cuando no lo ha hecho, le ha ido mal.

"Cuando hemos dado las batallas que teníamos que dar las hemos ganado y cuando no hemos dado la batalla nos han ocupado el terreno. Cuando hemos salido a ganar un partido lo ganamos y cuando salimos a heredarlo nos quedamos sin nada", recalcó.

Además, puso de manifiesto la necesidad de mostrar que los proyectos diferentes existen desde la políticas liberales. De este modo, se refirió a la situación que se está viviendo en Cuba y reseñó que cómo no se le van a dar esperanzas a los "amigos cubanos" que están en Madrid.

Desde su punto de vista, Cuba será un país libre. "A algunos les dirán gracias por haberlos ayudado. A Otros, entre los cuales se encuentran los que gobiernan, no les deberéis absolutamente nada porque os han despreciado permanentemente", zanjó.

"SIN COMPLEJOS Y SIN PRINCIPIOS".

A lo largo de su intervención, el ex presidente del Gobierno afirmó que cuando mantiene algún contacto con los medios de comunicación siempre le preguntan si no reconoce nada al Ejecutivo de la nación y, en este sentido, afirmó que hoy sí quería reconocerle "que actúa sin complejos" porque no los tienen.

"Lo malo es que tampoco tienen principios", agregó, al tiempo que manifestó que en España sobra Gobierno "sin complejos, sin principios y con mucho descaro", mientras faltan políticas "serias, con gente seria y que produzcan buenos resultados".

Tras animar a las Nuevas Generaciones a defender sus ideas y principios "sin complejos", instó a aquellos que los tengan a quitárselos y aseveró que "mucho complejo se tienen que sacudir los progres apolillados y de pacotilla que andan por la vida pública española haciendo políticas rancias y anticuadas, haciendo perder el tiempo y las oportunidades a los españoles".

ECONOMÍA DE MERCADO, EL MEJOR SISTEMA.

Aznar también se refirió a la crisis económica que afecta al país y consideró que "volver a posiciones socialdemócratas apolilladas para resolver la situación es un absurdo".

A su juicio, en la libertad está el acierto, el éxito y la respuesta y explicó que "yerran y se equivocan" quienes creen que la crisis es consecuencia de que la economía libre ha fracasado. "No es verdad. La economía de mercado sigue siendo el mejor sistema", apostilló.

Ante la situación económica actual, abogó por recuperar la estabilidad presupuestaria, realizar una buena reforma fiscal y liberalizar el mercado de trabajo para que hay más empleo, entre otras cosas. "Lo que hace falta en España es una gran proyecto nacional que sea una alternativa positiva para los españoles y no meterlos en el saco de la resignación por la falta de oportunidades", indicó.

En cuanto al paro, el ex presidente recordó que en la actualidad en España hay tres millones de desempleados que se convertirán en cuatro el año que viene. En este sentido, subrayó que hace tiempo los socialistas decían que su peor cifra de desempleo sería mejor que la mejor cifra que él tuvo cuando era jefe del Ejecutivo.

"Hay que tener un cierto desahogo para decir esto y para decir que nosotros (por los socialistas) vamos a seguir utilizando todos los márgenes que nos dan la situación económica del presupuesto para seguir practicando políticas socialdemócratas. O sea, que no tiene bastante con mandar 200.000 personas mensualmente al desempleo, quiere incidir en los mismos errores de las mismas políticas que en lugar de crear empleo y dar 270 empleos diarios, como hacíamos nosotros, tener 270 nuevo parados todos los días", sostuvo.

Aznar también reclamó ante un auditorio entregado y que en más de una ocasión rió con los comentarios del ex presidente, defender lo común, los valores de la nación y entendió que se ha abierto "una caja que nunca se debería abrir"". Así, apuntó que en España no se está debatiendo el reconocimiento de la pluralidad ni de la diversidad, sino si los españoles son capaces de mantener los elementos comunes.

Por ello, manifestó que la primera obligación política del PP es mantener las políticas nacionales en España que son comunes a todos los españoles y que los hacen iguales ante la ley. "Defender lo común es una de nuestras tareas mas importantes y relevantes, lo tenemos que hacer y prestaremos un gran servicio al país porque los españoles podrán aprovechar mejor las oportunidades", apostilló.