Actualizado 25/10/2007 21:24 CET

Balza dice que la Ertzaintza actuó "con absoluta contundencia" ante los disturbios del 12 de octubre en San Sebastián

Pide que los jueces "escuchen a quien tiene la experiencia" y recuerda que TSJPV rechazó llevar al extrarradio la marcha de Falange

VITORIA, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El consejero vasco de Interior, Javier Balza, aseguró hoy en el Parlamento vasco que la Ertzaintza actuó "con absoluto rigor y contundencia" ante los disturbios protagonizados por simpatizantes de la izquierda abertzale el pasado 12 de octubre en San Sebastián, aunque reconoció que la "virulencia" de los incidentes, que se prolongaron durante más de tres horas, impidió que fueran contenidos con mayor rapidez.

Balza, que compareció ante la Comisión de Interior de la Cámara a petición del PP para informar sobre el dispositivo de la Policía autonómica en aquella jornada, también se refirió a la decisión del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) de no atender a la propuesta del Departamento de que la manifestación programada por Falange para ese mismo día, y que no pudo celebrarse ante los desórdenes protagonizados por jóvenes de la izquierda abertzale, fuera trasladada al extrarradio.

El consejero calificó de "curiosa" la "acérrima defensa" del derecho de reunión realizada por el TSJPV para justificar su decisión, y contrapuso esta postura a la "modulación" que de ese mismo derecho realizan los tribunales en muchas otras ocasiones en Euskadi.

Balza defendió la "razonada" argumentación que llevó a su Consejería a pedir el traslado de esa marcha al extrarradio, y, en referencia al 'festival antifascista' convocado ese mismo día en la capital guipuzcoana, destacó la dificultad de "gestionar" actos de signo totalmente "contrapuesto" que coincidan en el mismo momento y lugar. "No sería un exceso que los jueces escucharan a quien tiene la experiencia" en estos casos, subrayó.

ESPECIAL "VIRULENCIA"

Respecto al dispositivo preparado por la Ertzaintza, aseguró que fue "similar" al desplegado en otras ocasiones, por lo que rechazó las críticas del PP a una supuesta falta de "previsión" de su Departamento. Según el consejero, fue la especial "virulencia" de los disturbios la que hizo que las consecuencias de los mismos fueran "más graves" y que no pudieran ser contenidos antes de tres horas.

Tras asegurar que la Policía autonómica "actuó desde el primer momento con absoluto rigor y contundencia", reconoció la "gravedad" de los desórdenes y explicó que su decisión de convocar la Junta Local de Seguridad a raíz de lo sucedido aquel día respondió precisamente a su intención de "revisar" las medidas adoptadas ante futuros incidentes de este tipo, de los que afirmó tener la "convicción" de que van a volver a producirse.

DIMISION

El parlamentario 'popular' Carlos Urquijo aseguró que la Ertzaintza se vio "desbordada" por los disturbios y que los ciudadanos de la capital guipuzcoana permanecieron "indefensos y aterrorizados" ante la quema de autobuses y contenedores y la instalación de barricadas. Urquijo achacó esta situación a la "falta de previsión" del Departamento de Interior.

Además, aseguró que tras la "falta de autocrítica" y la "autocomplacencia" de Balza, al consejero "sólo le queda presentar la dimisión". En respuesta al requerimiento que le hizo el responsable de Interior para que concretara en qué falló el dispositivo policial, le reprochó que "tenga el rostro" de efectuar tal petición "después de unos incidentes gravísimos, con contenedores y autobuses ardiendo".

HOMENAJE A EUBA

También en respuesta a una petición del parlamentario 'popular', el consejero informó sobre la actuación policial ante la manifestación de homenaje al antiguo miembro de ETA Sabino Euba del pasado 11 de agosto en Amorebieta cuya celebración impidió la Ertzaintza, pero que, a juicio del PP, fue sustituida por una concentración que contó con el beneplácito de este cuerpo policial.

Balza desmintió que se celebrara tal concentración y aseguró que los veinte minutos que transcurrieron desde la hora prevista para el inicio de la manifestación hasta que las personas allí congregadas acabaron por disolverse fue el tiempo empleado por la Ertzaintza para identificar a las personas presentes en el acto. Por ese motivo, acusó a Urquijo de utilizar los hechos para llevar a cabo "una manipulación partidista de la violencia".

El parlamentario 'popular' insistió en que la Policía no impidió la "consumación" del homenaje a Euba e inscribió el caso de Amorebieta en los 59 actos de homenaje a terroristas que en su opinión se han producido en la actual legislatura y ante los que el Gobierno ha hecho "la vista gorda".