Barnier llama a concluir "cuanto antes" la negociación sobre Gibraltar y el Brexit y da "total apoyo" a España

Pedro Sánchez recibe al jefe de la negociación de la Unión Europea con el Reino
Marta Fernández Jara - Europa Press
Actualizado 17/09/2018 20:56:35 CET

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El negociador europeo para el Brexit, Michel Barnier, ha dado este lunes su "total apoyo" a España en las negociaciones con Reino Unido sobre Gibraltar en el marco del Brexit y ha destacado que éstas deben "concluir lo antes posible".

Así lo ha señalado el propio Barnier en su cuenta de Twitter tras un almuerzo con el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez. El negociador europeo se ha reunido también con el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell.

"Total apoyo a España en sus negociaciones con Reino Unido sobre Gibraltar, que deben acabar cuanto antes", ha escrito Barnier, que ha viajado a España para preparar la reunión informal de jefes de Estado y de Gobierno que tendrá lugar el jueves en Salzburgo, donde el Brexit es uno de los temas en agenda.

"Un acuerdo con Reino Unido es posible si se mantiene la integridad del mercado único", ha añadido, en un momento en que apremia el plazo para alcanzar un acuerdo. La intención inicial de la UE era alcanzar un acuerdo en octubre para dar tiempo a su ratificación antes del 29 de marzo de 2019. Aunque se mantiene la idea de que el grueso del acuerdo esté hecho para el Consejo Europeo del 18 de octubre, no se descarta alguna cumbre extraordinaria en noviembre.

En este sentido, tanto Sánchez como Barnier han coincidido en mantener el actual calendario que prevé finalizar las negociaciones sobre el Brexit antes del Consejo Europeo de octubre.

El nuevo negociador británico, Dominic Raab, ya ha viajado dos veces a Bruselas en lo que va de mes y este viernes Barnier y él volvieron a hablar. Según relató éste, fue un diálogo útil sobre los progresos que han logrado sus equipos, aunque quedan "diferencias sustanciales" sobre asuntos como la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte, las indicaciones geográficas protegidas o la competencia el Tribunal de Justicia de la UE.

En las directrices de las conversaciones de los 27 con el Reino Unido ya quedó establecido que todos los aspectos del Brexit que afecten a Gibraltar serán objeto de una negociación directa entre los Gobiernos de España y Reino Unido y, por lo tanto quedarán recogidos en un protocolo específico dentro del acuerdo de retirada, ya que no implican a todos los socios.

España ya ha manifestado su intención de que Gibraltar no se convierta en el último escollo para cerrar las negociaciones dela salida del Reino Unido. Además de Gibraltar, Sánchez ha abordado con Barnier otras cuestiones que aún permanecen abiertas en dicha negociación como las relativas a la frontera de Irlanda del Norte y las bases británicas en Chipre.

El viaje de Barnier a Madrid forma parte de su ronda habitual por las capitales europeas --visita una cada semana-- pero se produce justo en vísperas de la cumbre informal en la que los europeos quieren dar un empujón definitivo al acuerdo.

El deseo de la Comisión Europea es que el arreglo bilateral entre Londres y Madrid para que el periodo transitorio del Brexit se aplique también a Gibraltar esté listo antes que el acuerdo global, y luego tendrá que incluirse en él. La clave es que la aplicación a Gibraltar del régimen futuro es algo que depende de un acuerdo bilateral entre los dos Gobiernos, y en él no entra la Comisión Europea, que solo puede prestar asistencia técnica sobre cómo incluirlo en el acuerdo global.

Tampoco está previsto que las soluciones que se barajen para no crear una frontera 'dura' entre Irlanda e Irlanda del Norte puedan aplicarse a la Verja --España no lo reconoce como frontera-- que separa el Peñón del Campo de Gibraltar.

En cualquier caso, el ministro de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha dejado claro que no quiere que la cuestión de Gibraltar sea un obstáculo para alcanzar un acuerdo sobre el Brexit, sino más bien que se pueda "despejar", incluso que "sea el primer paso hacia un acuerdo" y, además, que sirva para avanzar en la resolución de los problemas.

Así lo dijo la semana pasada en una comparecencia en el Congreso, en la que subrayó que en este momento le preocupan más las condiciones socioeconómicas del Campo que la reivindicación de soberanía porque, aunque no renuncia a ella, no es objeto de las negociaciones con Londres.

Lo que ahora le preocupa, precisó, son cuestiones como el aeropuerto, el tabaco, la pesca, el tránsito de trabajadores, la aduana y el régimen de funcionamiento de la Verja, cosas que condicionan la vida de miles de personas. Este martes, Borrell recibirá en el Ministerio a los siete alcaldes del Campo de Gibraltar.