Actualizado 09/12/2007 15:20 CET

Barreda(PP) lamenta que Setién muestre "tanta distancia respecto a las víctimas y tanta complacencia hacia los verdugos"

BILBAO, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del PP vasco, Leopoldo Barreda, afirmó hoy que "sigue asombrando" que un prelado como el Obispo emérito de San Sebastián, José María Setién, se muestre "tan débil con los fuertes y tan fuerte con los débiles, tanta distancia respecto a las víctimas y tanta complacencia respecto los verdugos". "Parece mentira que en la Iglesia se pueda seguir hablando de no acabar con quienes oprimen al conjunto de una sociedad", destacó.

En declaraciones a Europa Press, Barreda señaló que las declaraciones públicas de José María Setién "explican la tanta distancia y falta de implicación de algún sector de la Iglesia en el País Vasco en relación con la defensa de los Derechos Humanos y de las víctimas".

A su juicio, la "frialdad" que se percibe en las palabras de Setién sobre el atentado de Capbreton, "esa línea tan política y tan poco evangélica con la que se refiere a la situación en el País Vasco, lo que explica es la falta de contribución de un sector muy importante de la Iglesia a la paz y a la defensa de las libertades en el País Vasco".

En este sentido, apuntó que "esa negativa a aplicar la Justicia y buscar siempre el negociar con los asesinos, es una constante en un sector de la Iglesia vasca". Por ello, mostró su deseo de que la actitud de Setién "sea el pasado".

El mensaje del obispo emérito donostiarra "contrasta mucho", en opinión de Barreda, con lo expresado ayer por el obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, "en un lenguaje que era bastante más próximo a un mensaje evangélico que lo que podamos estar escuchando todavía a estas alturas de Setién". "Eso explica la distancia enorme que ha habido entre un sector de la Iglesia y buena parte de los fieles católicos y buena parte de la sociedad vasca", finalizó.