Actualizado 11/12/2007 14:06 CET

Batasuna llama a secundar el paro del 13 para reclamar "un nuevo marco" que acabe con "el estado de excepción".

Utilizará su propuesta de "marco democrático" como "herramienta" de construcción nacional porque "el único camino es la lucha política"

BILBAO, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La miembro de la Mesa Nacional de Batasuna Marije Fullaondo realizó hoy un llamamiento a la ciudadanía vasca a secundar el paro convocado por LAB, ESK, HIRU, EHNE, y representantes del colectivo de condenados en el macrosumario 18/98 para el próximo jueves, día 13, con el fin de "reclamar un nuevo marco democrático" que acabe con "el estado de excepción político, jurídico y policial" puesto en marcha por el PSOE "contra el independentismo vasco".

En una rueda de prensa celebrada en Bilbao, Fullaondo aseguró que la izquierda abertzale utilizará su propuesta como "herramienta de lucha porque el único camino es la lucha política, por la construcción nacional, por el cambio social y para responder a todos los ataques". "Porque sabemos que nadie nos va a regalar nada, ése es el camino que va a seguir la izquierda abertzale", añadió.

Además, mostró su adhesión a la convocatoria de paro convocada por diversos sindicatos nacionalistas para el próximo 13 de diciembre "para decir que no al actual marco político que niega todos los derechos" al pueblo vasco y "para decir que sí a un nuevo marco democrático que respete esos derechos". En este sentido, realizó un llamamiento a "todos los abertzales y demócratas" para que participen en ese paro.

La representante de Batasuna denunció que "en los últimos meses y años, el Estado español, paradógicamente, en nombre del Estado de Derecho, ha puesto en marcha una estrategia de guerra contra el independentismo vasco y toda la maquinaria represiva del Estado contra todos los agentes sociales, políticos y movimientos políticos que trabajan por los derechos de Euskal Herria".

"El PSOE ha decidido poner en marcha un verdadero estado de excepción político, jurídico y policial, contra todo el movimiento independentista vasco, y fruto de ello son el macrosumario del 18/98, con sus consecuentes sentencias y detenciones, el caso Udalbiltza, la detención de muchos miembros de la mesa nacional, la operación policial contra la juventud independentista y también las últimas amenazas de ilegalización contra ANV y EHAK", destacó.

En su opinión, los socialistas actúan de esta forma porque "está claro que el cambio político es inminente". "Estamos a las puertas de un cambio político porque está cada vez más enraizada la necesidad de ese cambio en la sociedad vasca y, como sabe que se va a dar, de una manera u otra, utiliza como límite del cambio político la Constitución española para frenar la opción que la sociedad vasca a favor de la independencia de Euskal Herria", manifestó.

Para la dirigente abertzale, el PSOE "decide ir contra los derechos del pueblo y de la ciudadanía vasca con el fin de no poner en peligro la sacrosanta unidad del Estado español". "Utiliza la fuerza policial contra la razón política y, además, utiliza el poder judicial como mejor le conviene para llevar adelante esta estrategia, riéndose así del principio básico de la democracia, que es la separación de poderes", subrayó.

"IMPOSICION Y PARTICION"

En esta línea, consideró que el Estado "sólo ofrece al pueblo vasco la negación de sus derechos, constitución española, imposición y partición, y a cualquier que se levante de esta imposición: 'palo'".

Marije Fullaondo aseveró que "esta situación tiene nombres y apellidos". "Zapatero y Rubalcaba son quienes han diseñado toda esta estrategia, rompieron el proceso de negociación para poner el fin al conflicto político y decidieron poner en marcha la estrategia de guerra en marcha" contra la izquierda abertzale "para cerrar la puerta a la independencia", con "la ayuda de su mejor aliado", el PNV, "con sus cabezas visibles, Urkullu e Imaz" como "socios del PSOE".

Tras apostar por "un cambio político estructural", abogó, de nuevo, "por el nuevo marco democrático" que propone la izquierda abertzale y que incluye a Euskadi y Navarra con derecho a decidir, para "que dé la vuelta a la cruda situación" que se vive en este momento.

Fullaondo planteó a todos los agentes sociales y políticos, "que se sienten demócratas", varias preguntas: "¿Debemos dar por buenos todos los excesos de este régimen impuesto?. ¿Qué estamos dispuestos a hacer para superar el Estado de excepción?. ¿Qué medidas estamos dispuestos a tomar para hacer frente a toda esta línea represiva?.

¿Qué debemos hacer para que todos los derechos de Euskal Herria sean respetados, incluyendo la opción a la independencia?", señaló.

En su opinión, "la respuesta es muy clara", en referencia a su propuesta, "que traerá la democracia a Euskal Herria, que asegura su reconocimiento y garantiza su derecho a decidir".