Batet apunta que el traspaso de prisiones a Euskadi no será "fácil" y requerirá una negociación prolongada

Reunión de la Comisión Mixta de Transferencias Territoriales en Bilbao
H.Bilbao - Europa Press
Publicado 27/11/2018 10:49:11CET

BILBAO, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha afirmado que la negociación para el traspaso de la política de prisiones a Euskadi será "prolongada" porque no será "fácil ni sencillo", pero está dentro de la lista de materias que el Estado está dispuesto a traspasar a la comunidad autónoma.

"Podemos empezar a ver si eso es factible en un periodo de tiempo razonable", ha dicho la ministra en una entrevista concedida a Radio Euskadi recogida por Europa Press.

Por el contrario, la gestión del régimen económico de la Seguridad Social "queda al margen del proceso actual". En este sentido, ha señalado que es "un tema muy complejo desde el punto de vista técnico" y hay cuestiones que "son intocables" como la caja única. Según ha añadido, la legislación es "muy estricta al respecto" y la jurisprudencia del Tribunal Constitucional "ha cerrado de manera más clara esa puerta".

Meritxell Batet ha subrayado que a lo largo del próximo año "se puede avanzar en muchas" de las transferencias pendientes a Euskadi, de manera que ha considerado que sí serán "capaces" de que en 2019 se puedan efectuar.

Tras la reunión este pasado lunes en Bilbao de la Comisión Mixta en la que se oficializó el acuerdo de los traspasos del tramo de la autopista AP-1 entre Armiñón y Burgos y las líneas de ferrocarril de mercancías Alonsotegi-Barakaldo y Bilbao-Basauri, Batet ha destacado que este acuerdo "rompe una dinámica negativa" y es "un primer paso" para "recuperar la lealtad institucional y unas relaciones normalizadas".

En este sentido, ha recordado, que se "rompe con siete años de silencio", sin que "se reuniera la Comisión Mixta ni hubiera ningún traspaso". Según ha indicado, la "voluntad" es elaborar antes de fin de año un calendario "aproximado" de traspaso de las materias pendientes de transferir, que el Gobierno Vasco ha cuantificado en 37, aunque no se ha establecido fecha para su firma.

La ministra ha señalado, además, que "es complicado marcar fechas exactas" para hacer efectivos los traspasos porque, "a medida que avanza la negociación, van surgiendo cosas".

En este sentido, ha apuntado que, dentro las transferencias pendientes, existen "dificultades muy diversas", algunas de carácter técnico y jurídico, mientras que "otras requieren cambios legislativos que implicarían tener mayorías en las Cortes Generales" y la actual composición parlamentaria "no facilita".

"En cualquier caso, creo que, a lo largo del año que viene, se puede avanzar en muchas de ellas", ha manifestado Meritxell Batet, que, preguntada si habrá en 2019 transferencias, ha afirmado que cree que "sí seremos capaces".

En cualquier caso, ha apuntado que "quedan muchísimas otras cuestiones, algunas importantes", entre las transferencias y ha considerado que "es bueno empezar por temas que no revierten especial complejidad" para poder "coger esa dinámica negociadora".

"Son dos administraciones que llevan siete años sin negociar transferencias, es casi como empezar a aprender de nuevo estas dinámicas", ha explicado. Por ello, ha subrayado que "lo más positivo es que haya empezado esta senda".

MARGEN PARA EL DESARROLLO AUTONÓMICO

La ministra de Política Territorial ha asegurado que el Gobierno actúa de este modo "por convicción" y porque considera que el actual marco constitucional "puede dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos que viven en las distintas comunidades autónomas".

Según ha indicado, "creemos en el estado autonómico y el sistema constitucional", que "da mucho margen para profundizar en el autogobierno, para desarrollar de manera plena las competencias que cada comunidad autónoma ha querido asumir".

En esta línea, ha rechazado las críticas de Ciudadanos, que ha acusado a Sánchez de que "cada día que pasa en La Moncloa, más se debilita el Estado" y ha pedido las comparecencias de los ministros Batet y Marlaska con motivo de los transferencias a Euskadi.

Batet ha subrayado que "el Estado está más presente que nunca en todos los territorios y el Gobierno más que nunca se ocupa de los problemas de los ciudadanos de manera directa en cada una de las comunidades autónomas". "El Gobierno no va de visita a las comunidades autónomas, es también un gobierno de los ciudadanos que viven allí", ha defendido.

Por tanto, ha afirmado que la "apreciación" de Rivera "es errónea" ya que el Gobierno del PSOE "está fortaleciendo el Estado, está potenciando el sistema constitucional, demostrando que el actual marco constitucional da para mucho". "Y hay que explorar todos esos caminos", ha agregado.

AVANCES EN CATALUÑA

En relación a la situación de Cataluña, la ministra ha señalado que se vive una "situación desde hace unos años muy excepcional" y, en este sentido, ha apuntado que hacía siete años que no se convocaba una comisión bilateral y el anterior Gobierno no hizo "ningún esfuerzo" para intentar "normalizar" las relaciones. Según ha lamentado, ha habido "dos gobiernos que han vivido de espaldas, desatendiendo a los problemas reales de los ciudadanos".

Por ello, ha valorado "el haber roto esa dinámica" y ha considerado "avances significativos" el hecho de "estar haciendo política, practicar el diálogo, en relaciones bilaterales y también las multilarales".

No obstante, ha reconocido que "evidentemente no resuelven el problema de fondo", que "es más complejo" y requerirá de "mucho más tiempo", si bien ha insistido en que "va, al menos, por el buen camino porque lo más importante era rebajar la crispación" porque "el daño a la convivencia" es "lo más doloroso".