El BBVA declara como persona jurídica investigada en el caso Villarejo este jueves

Actualizado 06/10/2019 11:16:46 CET

El comisario ex jefe de la UCAO, citado el martes sobre 'Kitchen' y otros proyectos del 'clan'

MADRID, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El BBVA está citado a declarar como persona jurídica este jueves 10 de octubre en la Audiencia Nacional ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Manuel García Castellón, y la Fiscalía Anticorrupción por los pagos que estuvo efectuando largo de 13 años a las empresas del comisario jubilado y en prisión provisional, José Manuel Villarejo, por diversos encargos.

La entidad estaba convocada inicialmente el 24 de septiembre, pero según informaron a Europa Press en fuentes jurídicas, se pospuso la comparecencia por motivos de agenda del juez, que se encontraba de viaje esos días.

El BBVA está investigado en la novena pieza separada de la macro causa Tándem por los contratos que durante 13 años y por importe superior a los 10 millones de euros habría suscrito con las empresas de Villarejo para tareas diversas.

En concreto, se investiga a la persona jurídica por presuntos delitos de cohecho, revelación de secretos y corrupción en los negocios por unos encargos que van desde supuestas tareas de espionaje para frustrar la entrada en el banco de la constructora Sacyr, hasta frenar la supuestas extorsión de una asociación de consumidores pasando por analizar la situación de morosos como Martinsa o Prasa.

Hasta la fecha, una decena de altos cargos del banco cuando se celebraron esos contratos han sido llamados a declarar como investigados en la Audiencia Nacional, incluido el que fuera CEO de la entidad, Ángel Cano, y el otrora jefe de Seguridad, Julio Corrochano, de quien se presume era el interlocutor de Villarejo y para quien el juez impuso una fianza de 300.000 euros.

Asimismo, están investigados su sustituta en el cargo, Inés Díaz Ochagavia; el jefe de grupo en el equipo de Seguridad del banco Nazario Campo Campuzano; el director de Red Banca Comercial en la entidad Ignacio Pérez Caballero; el que fuera jefe de Riesgos para España y Portugal y después responsable de BBVA Real Estate Antonio Béjar González, el miembro hasta 2018 del Comité de Dirección Ricardo Gómez Barredo y a su ex director de Finanzas, Javier Malagón Navas.

GARCÍA CASTAÑO VUELVE A LA AUDIENCIA NACIONAL

Asimismo, este martes está llamado a declarar como investigado Enrique García Castaño, comisario jubilado que fue jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Nacional y a quien los investigadores sitúan como parte de la organización criminal que presuntamente lideraba Villarejo.

Según informan en fuentes jurídicas a Europa Press, García Castaño ha sido llamado en relación a la 'pieza Kitchen', relativa al presunto espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas para sustraerle información sensible del partido que obraba en su poder utilizando a un confidente, su chófer, a razón de 2.000 euros mensuales de los fondos reservados.

Tras la declaración, entre otros, del funcionario que se encargaba de la contabilidad de los fondos reservados que llegaban del Ministerio del Interior a la Dirección Adjunta Operativa de la Policía donde se incardinó 'Kitchen', el juez ha vuelto a citarle como investigado por este asunto.

No obstante, no es la única pieza por la que se le interrogará, según las fuentes consultadas. García Castaño está citado para declarar por su presunta participación en los proyectos 'Iron', el espionaje a un bufete de abogados; y 'Land', sobre espionaje entre miembros y afines de la familia García Cereceda; investigado por la información que obraba en poder de Villarejo y que habría salido de bases de datos policiales consultadas desde su departamento o por subordinados suyos.

Es la misma sospecha que ha motivado su imputación en la pieza 8 sobre la extorsión a un empresario marbellí, a partir de la declaración como investigado del policía Constancio Riaño, quien el pasado 23 de septiembre reconoció haber consultado datos de terceros y habérselos reenviado a Antonio Bonilla, policía que en segunda actividad trabajaba para Villarejo.

Dijo que lo hacía todo por orden de García Castaño y apuntó además que las consultas realizadas podrían haber quedado registradas en un ordenador 'offline' sito en su departamento donde se van anotando los requerimientos de información con fines de control y también estadísticos. El PC ha sido identificado y precintado a disposición de la Audiencia Nacional, conforme avanzó Europa Press, y la información que contiene es de carácter reservado.

FONDOS RESERVADOS E INGRESOS EN EFECTIVO

No obstante, García Castaño está citado también por su presunta pertenencia a la organización criminal que habría estado liderando Villarejo, asunto objeto de la pieza principal de la causa. Se trata, entre otras cuestiones, de esclarecer el origen de los 600.000 euros que se fueron ingresando en sus cuentas bancarias a lo largo de una década.

En declaraciones anteriores, el ex jefe de la UCAO ha defendido que se trataba de un dinero que él adelantaba en el marco de sus funciones policiales y que luego se le reintegraba de una partida específica en la DAO, porque los fondos reservados se mueven en efectivo. Los investigadores sospechan que podría ser en pago por las "gestiones" que, tal y como lo denominaba Villarejo en sus archivos, habría estado realizando para él.

Su defensa solicitó que se instara al Consejo de Ministros a desclasificar funcionamiento de los fondos reservados para poder acreditar que no había malversación alguna y de hecho, el juzgado remitió un escrito al Ejecutivo pidiendo que se levantase el velo sobre los pagos que García Castaño habría estado recibiendo en el periodo objeto de las pesquisas para cruzar los datos. Este asunto aún no se ha resuelto, de acuerdo a las fuentes consultadas por Europa Press.

Contador