Publicado 09/12/2014 14:12CET

Beteta dice que el nuevo plan de financiación sanitaria ayudará a comunidades como la valenciana a controlar ese gasto

Alberto Fabra con Beteta
EUROPA PRESS

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, ha asegurado que el "plan de choque" para la financiación del gasto farmacéutico y de la sanidad que prepara Hacienda ayudara a comunidades como la Valenciana a controlar este gasto, "el más expansivo" en los presupuestos autonómicos.

La medida será aprobada en el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), pendiente de convocatoria, al que el ministerio llevará el acuerdo en el que trabaja hace semanas con las patronales farmacéuticas y de tecnología sanitaria. El objetivo es establecer "un tope de gasto" y garantizar la inclusión en la lista de medicamentos y materiales financiados de aquellos que sean "punteros", para "mejorar la eficiencia", ha dicho.

Beteta ha explicado que se tratará de "un plan de choque" para asegurar la financiación de la sanidad y que no costará "un céntimo a ninguna comunidad autónoma". "Permitirá que Valencia como el resto de comunidades puedan mejorar su gasto sanitario, el más expansivo dentro del gasto autonómico y en buena medida responsable del déficit", ha dicho.

La medida, anunciada por el ministro Cristóbal Montoro hace unas semanas, deberá ser aprobada en el CPFF y entrará en vigor en 2015. La intención del Gobierno es que el crecimiento de este gasto de farmacia y tecnología sanitaria no pueda superar el del PIB.

Beteta ha respondido en el Congreso a varias preguntas del secretario general del PSPV Ximo Puig, quien en la Comisión de Hacienda del Congreso se ha interesado por varios asuntos de la Comunidad Valenciana.

El diputado socialista ha denunciado que no se haya renovado el sistema de financiación, lo que hace que su Comunidad, ha dicho, deba recibir a través de cauces como el plan de pago a proveedores o el fondo de liquidez autonómica lo que no recibe por el sistema general. "Lo que otras reciben a través del sistema de financiación, a nosotros se nos presta", ha dicho, criticando el endeudamiento de la Generalitat.

PAGO ORDENADO DE FACTURAS

El dirigente socialista ha preguntado también por el pago de facturas atrasadas a través de esos dos mecanismos de financiación, rechazando que hayan cobrado clubes de fútbol o entidades de crédito antes que otros proveedores. "La Generalitat tarda en pagar, pero ordena muy bien a quién paga", ha dicho.

Ximo Puig ha criticado la gestión de este gobierno autonómico del PP y ha preguntado a Beteta si Hacienda va a tomar medidas con comunidades como la valenciana, que como van a incumplir de nuevo el objetivo de déficit según el último informe de la Autoridad Fiscal Independiente.

El secretario de Estado ha asegurado que todas las autonomías pagan según las prioridades establecidas en la normativa que regula el FLA y el plan de proveedores y que con estas leyes ya no caben "sorpresas". Si se ha pagado a esos proveedores es porque la norma lo permite, porque "es legal", aunque ha admitido que la prioridad de unos sobre otros depende del gobierno autonómico.

Beteta ha aprovechado para defender el trabajo de al Generalitat, "no solo correcto sino brillante con las circunstancias que tiene, porque ha reducido un 50 por ciento el déficit que tenía y un esfuerzo tan grande es difícil verlo".

FINANCIACIÓN DEL TRANSPORTE

Ximo Puig también ha pedido explicaciones al responsable de Administraciones Públicas por que Hacienda no financie el transporte metropolitano de Valencia, tercera ciudad del país, cuando sí da subvenciones a Madrid, Barcelona o Sevilla.

"Hay un problema gravísimo de comunicación entre el Ayuntamiento de Valencia, el Gobierno de España y la Generalitat y los ciudadanos son los que lo están padeciendo", ha añadido, para acusar a Hacienda de no haber tenido voluntad de solucionar el problema. "A la señora Barberá le pasa con el transporte lo que al señor Fabra con la financiación autonómica: en Valencia dicen una cosa y en Madrid, otra", ha añadido.

Antonio Beteta ha explicado que de 2002 a 2010 se consignaron partidas en los Presupuestos del Estado para el transporte valenciano, que no llegaron a pagarse al faltar un contrato entre las dos administraciones. "No fueron capaces de llegar a formalizar un contrato programa para poder cofinanciar las necesidades", ha dicho.

La situación se ha mantenido porque la información remitida hasta el momento por la Generalitat para redactar ese acuerdo es "insuficiente" en relación con la que se exige, por ejemplo, a Madrid y Barcelona, ha dicho.

Ha añadido que en el momento en que se cumplan los "requisitos técnicos" se podrá firmar el contrato y se dotará de dinero. "Problema de comunicación no hay, he hablado con la Consejería, con la alcaldesa, nuestra voluntad es avanzar en la solución", ha asegurado.