2 de abril de 2020
 
Publicado 20/02/2020 1:12:18 +01:00CET

Bolivia traslada su deseo de mantener buenas relaciones con España tras el incidente de la Embajada de México en La Paz

MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno interino de Bolivia ha trasladado este miércoles su deseo de "mantener buenas relaciones" con España y ha asegurado no haber recibido de manera oficial las conclusiones del Gobierno español sobre los incidentes junto a la Embajada de México en Bolivia el 27 de diciembre, que se saldaron con la expulsión de los dos diplomáticos españoles que habían visitado a la embajadora mexicana.

En un comunicado, el Ministerio de Relaciones Exteriores ha indicado que no emitirá ningún pronunciamiento sobre la investigación interna llevada a cabo por el departamento que dirige Arancha González Laya "mientras no se reciba por conductos oficiales la información" sobre las conclusiones.

En cualquier caso, el Ministerio de Exteriores de Bolivia ha indicado que el país "continuará defendiendo con firmeza su soberanía, así como la no injerencia en asuntos internos y por eso no permitirá que ningún Estado extranjero movilice fuerzas de élite con personas con el rostro cubierto por territorio boliviano".

Según estas conclusiones del Ministerio de Asuntos Exteriores español, el pasado mes de noviembre, México pidió ayuda a varios países ante "el elevado número de asilados" en su embajada en Bolivia, y que España "albergó temporalmente" a un "reducido número de personas" y escoltó a varias hasta el aeropuerto, "incluyendo a algunas personas que estaban en la Embajada mexicana".

No obstante, también afirma que ninguna de esas personas tenía "órdenes de detención de ningún tipo" y que su salida del país se produjo "con conocimiento de las autoridades interinas" de Bolivia. Según dice, España cumplió en todo momento las obligaciones de la Convención de Viena sobre relaciones diplomáticas y "otras embajadas extranjeras en La Paz han llevado a cabo gestiones similares desde noviembre".

En cualquier caso, Bolivia ha ratificado "su deseo de mantener buenas relaciones con la comunidad internacional, así como con los Estados de la Unión Europea (UE), incluida España, en el marco de los principios generales del Derecho Internacional y la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas".

Tras conocerse las conclusiones, el Gobierno español recalcó este martes que Bolivia es un "país hermano" con el que aspira a mantener unas relaciones bilaterales "que se sustenten en el respeto recíproco por los respectivos ordenamientos e instituciones nacionales".

"España aspira a mantener unas relaciones bilaterales que estén a la altura de los vínculos entre ambos países y que se sustenten en el respeto recíproco por los respectivos ordenamientos e instituciones nacionales y espera encontrar en las autoridades interinas bolivianas esta misma disposición", señaló el Ministerio de Exteriores español.

Desde el Gobierno interino de Jeanine Áñez se ha invitado a la comunidad internacional a acompañar y apoyar "este importante momento que vive el pueblo boliviano", tras 13 años de "autoritarismo", al haberse logrado "pacificar el país", que celebrará elecciones el próximo 3 de mayo.

"Entre todos, hoy comenzamos una lucha firme por la consolidación democrática, por la instauración del Estado de derecho y por la institucionalización de la convivencia pacífica", ha indicado el Ministerio de Relaciones Exteriores de Bolivia.

Para leer más