Calvo replica al Arzobispado de Madrid que ha acordado con la Santa Sede no enterrar a Franco en La Almudena

Comisión para la auditoría de la calidad democrática, la lucha contra la corrupc
Marta Fernández Jara - Europa Press
Publicado 30/10/2018 15:46:26CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha replicado al Arzobispado de Madrid después de que éste haya negado haber acordado con el Gobierno impedir la inhumación de los restos de Franco en la cripta de La Almudena, que el acuerdo que ha alcanzado el Ejecutivo es con un superior suyo, "su secretario de Estado", el jefe de la diplomacia vaticana, Pietro Parolin.

A su salida de una comparecencia parlamentaria en el Congreso de los Diputados, Calvo se ha reafirmado en el anuncio que hizo horas antes a los medios de comunicación con respecto a que este lunes acordó con Parolin "trabajar conjuntamente tanto la Iglesia católica como el Gobierno para encontrar una salida a que los restos de Franco no se inhumen en La Almudena".

Calvo ha señalado seguidamente que ella no entra a "cómo ellos" --el Arzobispado de Madrid y el Vaticano-- puedan organizarse internamente para desarrollar este acuerdo entre el Gobierno y la Santa Sede, pero la vicepresidenta ha sido tajante a la hora de afirmar que su interlocutor en el Vaticano comprendió que el Ejecutivo español está obligado a impedir que la figura de Franco y la dictadura que representó puedan ser enaltecidos en ningún lugar, porque eso sería "ilegal" y "el Gobierno no va a consentirlo".

La vicepresidenta también ha desvelado que el asunto de la exhumación de Franco del Valle de los Caídos y su posterior inhumación en otro lugar fue un asunto que ayer debatió "durante bastante rato" en la entrevista que mantuvo con Parolin en Roma.

Tras el primer anuncio de Calvo, el Arzobispado de Madrid ha asegurado que no se ha producido ningún contacto con el Gobierno en relación a la inhumación de Franco y la voluntad de la familia de enterrarlo en la cripta de la Catedral de La Almudena una vez sea exhumado del Valle de los Caídos.

Así lo han señalado fuentes de estas diócesis a Europa Press, al tiempo que insisten en que la exhumación y el posterior entierro de los restos del dictador es una decisión que corresponde resolver al Gobierno y a la familia, no a la Iglesia. Sin embargo, Calvo sostiene que la inhumación de los restos mortuorios de Franco no es "responsabilidad" del Ejecutivo, pero sí garantizar que su figura no sea enaltecida.

Sin entrar en el contenido de las conversaciones que pudieron mantener Calvo y Parolin, el Arzobispado insiste en que dará "cristiana sepultura" a los restos de Franco allí donde se decida enterrarlo.

Hasta ahora, el arzobispo de Madrid, el cardenal Carlos Osoro se ha limitado ha manifestar públicamente que la Iglesia no puede oponerse al entierro de los restos de Franco en la cripta de la Almudena, porque la Iglesia "acoge a todas las personas". "No tenemos inconveniente en acoger a nadie. La Iglesia ha sabido acoger siempre a todas las personas", subrayó en su momento.