Actualizado 03/07/2007 20:16 CET

Carod admite que De la Vega ha hecho "poner las pilas" en los últimos días al Gobierno en el despliegue del Estatut

El Govern pide que la inversión estatal prevista en el Estatut sólo empiece a contar cuando haya un acuerdo firme

BARCELONA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, aseguró hoy que la asunción directa por parte de la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, del proceso de despliegue del Estatut ha hecho que, en "los últimos días e incluso horas", el Gobierno central se haya "puesto las pilas" en esta cuestión.

Carod explicó que, aunque desde el inicio del despliegue De la Vega ya asumió "cierto papel de coordinación" de este proceso, "en las últimas semanas y días, por encargo directo del presidente del Gobierno", José Luis Rodríguez Zapatero, "está ejerciendo de forma plena" esta función y ha activado "los mecanismos interiores de los ministerios más directamente afectados" por los traspasos competenciales que prevé el Estatut "para que no se retrasen".

En este sentido, el vicepresidente catalán reconoció que todos aquellos traspasos de competencias que requieran alguna reforma de la legislación estatal son "inviables" hasta después de las elecciones generales, en tanto que "no hay tiempo material" para iniciar el proceso.

En cambio, señaló que existen otros traspasos en los que, mientras "hasta ahora" se observaba "lentitud y prácticas restrictivas" por parte del Gobierno, "en las últimas semanas, nos consta" que De la Vega "ha asumido cierto liderazgo positivo" para que puedan iniciarse.

Entre estos traspasos, que Carod confió en cerrar en la próxima reunión de la Comisión Bilateral, del 17 de julio, citó el del Hospital Clínic, las becas universitarias y la ordenación del litoral, cuyas ponencias están ya abiertas en el seno de este organismo y podrían concluir sus trabajos este mes.

El vicepresidente catalán celebró que finalmente "haya un interlocutor en el Gobierno central que sea el referente en el proceso de despliegue", en alusión a De la Vega, pero admitió también que no todos los obstáculos están salvados.

OBJETIVOS EN LA BILATERAL.

Carod insistió en que la voluntad del Govern es que la reunión de la Comisión Bilateral del 17 de julio sirva para abrir la ponencia de traspaso de Cercanías de Renfe y "se empiece a poner fechas y plazos al desarrollo progresivo y gradual" de este traspaso, a la vez que se cierren ponencias abiertas como las ya enumeradas.

Sin embargo, en la negociación del método de cálculo del aumento de inversiones estatales en infraestructuras en Catalunya, el vicepresidente catalán admitió que "será difícil" llegar a la reunión del 17 de julio con un método acordado.

Insistió en reclamar que se contabilicen como infraestructuras también las de Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) o las de I+D, "y no sólo las del ladrillo y carretera" como pretende el Gobierno central, cuestión en la que radica el desacuerdo entre ambas administraciones.

En este sentido, el vicepresidente del Gobierno catalán reclamó que el aumento de las inversiones estatales en infraestructuras en Catalunya que el Estatut prevé para los próximos siete años "no empiecen a contar hasta que no haya un acuerdo firme" entre el Estado y la Generalitat en esta materia.

Así, el Govern reclama que las inversiones incluidas en los Presupuestos Generales de 2007 "con un método de cálculo que el Gobierno catalán no considera en absoluto satisfactorio" no cuenten como primer año de aplicación del precepto estatutario.

El vicepresidente catalán alegó también que cuando se pactaron las inversiones para 2007 no estaba constituido aún el Gobierno catalán, por lo que "no se había iniciado oficialmente el despliegue del Estatut".

PETICIÓN A LOS DIPUTADOS CATALANES EN MADRID.

Carod aseguró que "el Gobierno catalán presionará todo lo que esté a su alcance" para acelerar el proceso de despliegue del Estatut y acabar "con los tics y la mentalidad restrictiva y ralentiva" que, denunció, "aún permanecen en el Gobierno central a la hora de abordar la descentralización competencial".

Asimismo, reclamó "al conjunto de diputados catalanes de las distintas opciones políticas" con representación en el Congreso que se pongan "de acuerdo en reclamar que se cumpla con el Estatut en unos plazos satisfactorios".

Carod emplazó así a los diputados catalanes en Madrid a "usar todos los mecanismos parlamentarios a su alcance para intentar todo lo que conjuntamente se pueda hacer para acelerar el ritmo de despliegue del Estatut", aprovechando incluso el Debate del Estado de la Nación que arrancó hoy en el Congreso.

El vicepresidente catalán señaló que no le corresponde al Govern decidir "la forma" en que esta acción conjunta debiera reflejarse, pero instó a los grupos parlamentarios a buscar las vías.

Asimismo, anunció que la próxima reunión del Consejo de Seguimiento e Impulso del Estatut se convocará después del encuentro de la Bilateral y antes del periodo de vacaciones, "para informar sobre el estado de la cuestión" a todos los partidos catalanes.