Actualizado 31/12/2007 16:21 CET

CDC acusa a Montilla, Chacón y Zapatero de ser "los responsables del pesimismo y la desmoralización" en Cataluña

BARCELONA, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

El secretario general adjunto de CDC, Felip Puig, acusó hoy al presidente de la Generalitat, José Montilla, a la candidata del PSC por Barcelona a las elecciones generales, Carme Chacón, y al presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de ser "los responsables del pesimismo y la desmoralización que reinan en Cataluña", en respuesta al discurso presidencial de fin de año que Montilla dirigió ayer a toda la ciudadanía y en el que reconoció "cierta desmoralización colectiva" tras "un año complicado".

"No hay nada nuevo en el discurso de Montilla desde hace cuatro meses", valoró Puig, que tildó las palabras del presidente de "repetición de argumentos". "Es un discurso cargado de tópicos, falsedades y palabras vacías", dijo el secretario adjunto del CDC, que añadió que "los gobiernos de Cataluña y España mienten más que respiran".

En rueda de prensa, Puig señaló "la ineficaz gestión del Govern", la "demagogia de Chacón" y la "inconsistencia de la política de Zapatero" como los causantes de la actual situación de Cataluña, marcada, según él, por "el incremento" del IPC y los peajes, "el colapso" de la sanidad pública, "la paralización" de las obras del metro y "la amenaza" de sequía.

Puig también cargó contra el despliegue del Estatut "actualmente congelado, triste y condenado". "Cataluña está desapareciendo del mapa", manifestó Puig, que criticó que Montilla quiera para Cataluña "seguir siendo uno de los motores de España", cuando "lo había sido de Europa".

El dirigente nacionalista aseguró que la situación catalana "sólo puede ser superada mediante un nuevo liderazgo político", que tenga "una voz propia y no subordinada al gobierno socialista". "Las elecciones generales de marzo son una nueva oportunidad para Cataluña", destacó Puig, que añadió que, si CiU es "decisiva" en la configuración del próximo gobierno estatal, no permitirán que Cataluña "se hunda". "El cómo ya lo iremos descubriendo; hay muchos escenarios posibles", añadió.

REFERENDUM VASCO.

Puig valoró "positivamente" el discurso del lehendakari, Juan José Ibarretxe, en el que dijo mantener el propósito de celebrar un referéndum sobre la independencia del País Vasco, puesto que "muestra la coherencia y la firmeza de los compromisos del presidente vasco con sus electores".

"Como nacionalista que es, entiendo perfectamente que el lehendakari lleve el derecho a decidir a Euskadi, igual que CiU lo intentará en un futuro en Cataluña", afirmó Puig, que lamentó que "no haya sido posible en Cataluña durante los últimos cuatro años".