Publicado 11/02/2014 10:35

China se declara "extremadamente descontenta" y "totalmente opuesta" a la orden de detención contra Jiang

PEKÍN, 11 Feb. (Reuters/EP) -

El Gobierno chino ha asegurado que está "extremadamente descontento" y "totalmente opuesto" a la decisión del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno de ordenar la detención del expresidente chino Jiang Zemin por delitos de genocidio, tortura y lesa humanidad cometidos en el Tíbet.

China "está extremadamente descontenta y totalmente opuesta a las acciones equivocadas adoptadas por un relevante órgano español ignorando la solemne posición de China", ha afirmado una portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying, tras ser preguntada por la decisión del juez español en una rueda de prensa.

"Sea o no tratado apropiadamente este tema está relacionado con el saludable desarrollo de las relaciones" bilaterales, ha indicado Hua. "Esperamos que el Gobierno español pueda distinguir lo correcto de lo equivocado", ha afirmado la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, antes de que asegurar que los intentos de mancillar el nombre de China en el extranjero con casos como el de Tíbet nunca tendrán éxito.

Interpol, la organización internacional de cuerpos de Policía, emite Alertas Rojas sobre las personas buscadas, basándose en las órdenes judiciales de tribunales de sus 190 países miembro. En esos países, las fuerzas de seguridad pueden arrestar a las personas buscadas por esas alertas.

Las declaraciones de la portavoz ministerial china llegan después de que el viernes pasado el mismo departamento reclamara a España que impida que se tramiten más investigaciones judiciales sobre la situación de los Derechos Humanos en el Tíbet.

El Ministerio de Asuntos Exteriores chino ha reaccionado así este martes a la decisión adoptada la víspera por el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno, que ha ordenado la busca y captura del expresidente chino Jiang Zemin y de otros cuatro antiguos dirigentes del país asiático para que ingresen en prisión incondicional y sin fianza por presuntos delitos de genocidio, tortura y lesa humanidad cometidos en el Tíbet.

El magistrado tiene constancia de que todos ellos se encuentran en paradero desconocido y ordena librar la orden internacional de detención de Jiang, junto con la del ex primer ministro Li Peng, el jefe de la seguridad china y responsable de la Policía Qiao Shi, el exsecretario del partido en el Tíbet Chen Kuiyan y el exministro de Planificación Familiar Peng Pelyun por su presunta participación en el genocidio perpetrado en el Tíbet.

Más información