La coalición contra el Estado Islámico baraja hoy pedir más tropas a España

Actualizado 06/12/2016 14:25:38 CET
Militares españoles entrenan a las tropas iraquíes de la 35 Brigada Acorazada
EMAD

MADRID, 20 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los ministros de Defensa de los principales países implicados en la coalición internacional contra el autodenominado Estado Islámico (también conocido como DAESH) se reunirán hoy, miércoles, en Washington y uno de los puntos a abordar será un posible aumento de las tropas sobre el terreno, incluidas las que España mantiene desplegadas en Irak para adiestrar al Ejército local.

El ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, asistirá a esta cita, que se celebrará el miércoles y el jueves en el centro de conferencias 'General Jacob E. Smart' y estará presidida por su homólogo estadounidense, Ashton Carter.

Entre los asuntos de agenda de hoy, los países de la coalición evaluarán el progreso de la campaña militar, el refuerzo de los recursos y las capacidades aún no cubiertas por la coalición, así como analizar la globalización y metástasis del Estado Islámico fuera del área de operaciones para coordinar los esfuerzos en cualquier escenario.

El jueves tendrá lugar en el Departamento de Estado de Estados Unidos una reunión conjunta entre los ministros de Defensa y Exteriores en la que abordarán los esfuerzos militares realizados, la estabilización de las áreas liberadas en Irak y Siria y, tras el éxito alcanzado en Faluya, establecerán un plan de operaciones para liberar Mosul y Raqqa.

MÁS DE 5.000 EFECTIVOS ENTRENADOS

España participa en la coalición contra el Estado Islámico desde enero de 2015 y en este tiempo los 300 militares desplegados han instruido a más de 5.000 efectivos iraquíes de dos brigadas ligeras y dos brigadas acorazadas. También ha formado a soldados iraquíes en Jordania en la lucha contra artefactos explosivos improvisados, dentro de la iniciativa de la OTAN sobre el desarrollo de capacidades para Irak.

En la reunión de esta semana, la coalición podría formalizar la petición a España de aumentar ese contingente desplegado en Irak con unos 100 efectivos más. Cualquier cambio en la naturaleza de la misión en Irak o un aumento tan significativo de tropas requiere la autorización del Congreso, que precisamente se acaba de constituir hoy.

Según el plan que contempla el Estado Mayor de la Defensa, a los alrededor de 300 instructores militares se sumarían seis miembros de la Brigada de Sanidad para formar a médicos militares y 25 guardias civiles para entrenar a las fuerzas de seguridad del país árabe. El envío de esta treintena de efectivos implicaría también el despliegue de más personal de seguridad y de apoyo a la misión, lo que elevaría el número total a aproximadamente un centenar.

La duda es si el Gobierno en funciones aprobará un incremento tan importante de tropas o asumirá el compromiso con la coalición pero sin ejecutarlo hasta que no haya un gobierno en pleno funcionamiento, algo que aún no se sabe cuándo ocurrirá.