Actualizado 13/01/2010 15:06

Un colegio de Bilbao coloca cinturones de seguridad en sus autobuses

Cinturón de seguridad en autobús escolar
EP

BILBAO, 13 Ene. (EUROPA PRESS) -

El colegio Jesús María de Bilbao se convirtió este miércoles en el primer centro escolar de Europa en instalar cinturones de seguridad en los autobuses escolares. En total, cuenta con una flota de doce de autocares y, desde hoy, los menores de entre 2 y 3 años que acuden a este centro viajan ya con este dispositivo.

En declaraciones a Europa Press Televisión, el director del colegio, Emilio Gallego, explicó que el nuevo sistema de seguridad, aunque parecido al que se utiliza normalmente en los vehículos particulares, tiene la particularidad de que consta de cinco puntos de anclaje. Así, dos de los cinturones sujetan al menor por los hombros, un tercero lo sujetan por el estómago, y los dos restantes, enlazan el eje central del cuerpo hasta las piernas.

Según explicó Gallego, este sistema de fijación "garantiza al niño una seguridad casi total en caso de frenazo brusco o vuelco" del vehículo y evita que el escolar "salga despedido del asiento" cuando se produce cualquier incidencia en el autobús.

El director del centro escolar detalló que todavía no existe una ley que obligue al uso de este tipo de sistemas de seguridad en Europa ni una normativa que los homologue, aunque sí lo hay en Estados Unidos, donde es obligatorio. "Vamos a probarlos, los vamos a instalar, y creo que va a mejorar mucho la seguridad en los viajes, y también la tranquilidad de los padres", aclaró.

Por su parte, Mikel Garrido, técnico de la empresa que comercializa este sistema de seguridad, resaltó que los niños pequeños en los autobuses son "el gran olvidado" del mundo de la carretera. Según explicó, la fijación por cinco anclajes "es la forma más segura de poder transportar a alguien". "De hecho en los coches de rally ése es el tipo de cinturón que se usa", añadió.

Garrido incidió en que todas las pruebas que ha realizado su empresa dan como resultado que "una persona de unos 25 kilogramos de peso chocando a una velocidad de 50 kilómetros por hora ejerce una fuerza de 780 kilogramos; es como si tuviera un rinoceronte por detrás empujándole", dijo.

IMÁGENES DISPONIBLES EN EUROPA PRESS TELEVISIÓN.

TELÉFONO DE CONTACTO 91. 345. 44. 06.

(EUROPA PRESS TELEVISIÓN)