1 de abril de 2020
 
Actualizado 17/01/2007 13:22:23 +00:00 CET

El comandante general de Ceuta asegura que la mayoría de las no renovaciones en los cuarteles es de tropa cristiana

CEUTA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El comandante general de Ceuta, general Luis Gómez Hortigüela, aseguró hoy que más de la mitad del diez por ciento de las solicitudes de renovación de contratos que no se atendieron el año pasado y que por lo tanto no se renovaron correspondieron a soldados de confesión cristiana.

De esta manera, Gómez Hortigüela sustentó con estos datos su primer pronunciamiento sobre las controvertidas negativas a renovar los contratos de aproximadamente una decena de soldados musulmanes, sobre la base de informes reservados que desaconsejan su permanencia en el Ejército. A este respecto, negó rotundamente que en las Fuerzas Armadas exista "persecución ni discriminación de ningún tipo".

En declaraciones a los periodistas tras la firma de un convenio con la Fundación Forja XXI para la puesta en marcha de dos proyectos de formación e inserción laboral, Gómez Hortigüela aseguró que "no ha habido despidos, sino negativas a renovar compromisos".

"Me remito a las declaraciones de ayer del ministro de Defensa, José Antonio Alonso, quien dejó claro --en los 'Desayunos Informativos' de Europa Press-- que las Fuerzas Armadas no se preocupan por la confesión de sus soldados sino de que "cumplan con el Reglamento" en el sentido de que en el Ejército no hay persecución ni discriminación de ningún tipo", señaló el comandante.

A continuación, Gómez Hortigüela aseguró que la situación es "todo lo contrario" y que "lo que hay es integración y respeto a cualquier cultura, religión o etnia".

"Añadiría un dato importante", ha concluido el mando militar, "que es que durante el año 2006 de todas las renovaciones y nuevos compromisos que se solicitaron han sido aprobados el 90 por ciento. Del diez por ciento que no han sido concedidos más de la mitad son de cultura cristiana y el resto de cultura musulmana".

REUNION

"Con esto creo que quedan aclaradas las graves acusaciones que se han vertido", cerró su intervención el comandante general, que mañana se reunirá con los responsables del primer partido de la oposición en Ceuta, la UDCE, e Izquierda Unida, partidos que el pasado viernes repartieron 3.000 folletos manifestando su preocupación por la existencia de una "persecución" hacia la tropa islámica.

El presidente de la UDCE, Mohamed Ali, precisó hoy en declaraciones a Europa Press que su partido no ha llamado "nunca" racista al Ejército, como le acusó el senador ceutí Pedro Gordillo (PP) y que sólo ha mostrado su "preocupación" por la proliferación de no renovaciones con el único argumento de la existencia de informes reservados, lo que a su juicio ha generado "indefensión jurídica e inquietud social".