El comisario de Interior visitará Ceuta y Melilla en marzo, tras la polémica por las 'devoluciones en caliente'

Actualizado 29/01/2015 19:04:48 CET

RIGA, 29 Ene. (de la enviada especial de EUROPA PRESS Laura García Martínez) -

El comisario de Inmigración e Interior europeo, Dimitris Avramopoulos, viajará el próximo mes de marzo a Ceuta y Melilla, según han confirmado a Europa Press fuentes de su gabinete, después de que el Ejecutivo comunitario solicitara al Gobierno información detallada sobre las 'devoluciones en caliente'.

El viaje será a "Ceuta y Melilla en el mes de marzo", ha explicado a Europa Press la portavoz del comisario, Natasha Bertaud.

El viaje podría coincidir con la inauguración de dos oficinas para el asilo y la protección internacional que el Gobierno prevé abrir en Ceuta y Melilla también en el mes de marzo, aunque no se conoce aún la fecha exacta del viaje del comisario.

Avramopoulos solicitó más datos sobre el modo en que las autoridades españolas impiden la entrada a España de inmigrantes irregulares que tratan de acceder a la UE a través de las dos ciudades autónomas. El objetivo de Bruselas es examinar si las 'devoluciones en caliente' están en línea con las reglas europeas en materia de Derechos Humanos.

La visita está programada para el mes de marzo y llevará al comisario tanto a Ceuta como a Melilla, si bien los detalles de la agenda no se han cerrado aún y, por tanto, el Ejecutivo comunitario no ha confirmado una fecha concreta. Este viaje responde a la invitación cursada por el Gobierno español para tratar de resolver esta disputa.

Precisamente este jueves, Avramopoulos y el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, han coincidido en una reunión informal de los titulares europeos de Interior en Riga, aunque el ministro español ha negado que la cuestión de las devoluciones en caliente haya sido un asunto que hayan tratado en esta cita de manera bilateral.

Preguntado por si el Gobierno seguirá adelante con la tramitación de la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana que prevé disposiciones que amparan las devoluciones en caliente, Fernández Díaz se ha mostrado tajante. "Que quede claro que ninguna norma comunitaria, ni internacional le va a negar a España el derecho a defender la soberanía sobre su territorio. Eso lo entiende todo el mundo y el que no lo entienda es su problema", ha dicho.