Publicado 10/03/2021 20:46CET

Comité Permanente de Cs justifica que las mociones de censura en Murcia no se consultaran con el resto de la Ejecutiva

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante una reunión del Comité Permanente del partido.
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, durante una reunión del Comité Permanente del partido. - Eduardo Parra - Europa Press

Toni Cantó dice que pedirá explicaciones a la dirección encabezada por Arrimadas mientras otros dirigentes apoyan que se rompa con el PP

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto de Ciudadanos en el Congreso, Edmundo Bal, uno de los siete miembros del Comité Permanente del partido, ha justificado que este órgano decidiera presentar sendas mociones de censura contra el PP en la Región de Murcia y en el Ayuntamiento de la ciudad sin haberlo consultado antes con el resto de la Ejecutiva de Cs.

"Son los órganos del partido, la Ejecutiva permanente, la que tiene que adoptar las decisiones del día a día", ha declarado en una rueda de prensa en la Cámara Baja cuando le han preguntado por las quejas de algunos dirigentes de Ciudadanos que han expresado su malestar por no haberse enterado antes de lo que se iba a hacer en Murcia.

Bal ha indicado que aquellos miembros de Cs que discrepen "podrán articular sus opiniones a través del cauce que se establece en los Estatutos" del partido.

SE PRECISABA "DISCRECIÓN" EN LAS NEGOCIACIONES

Asimismo, ha defendido que las negociaciones políticas en general y esta en particular "se tienen que llevar con discreción" porque en caso contrario "se frustran y no llegan a buen puerto". "Se ha gestionado dentro de las competencias internas de los órganos del partido que están previstos estatutariamente y cuando ha llegado el momento de contarlo se ha contado", ha añadido.

En cualquier caso, el portavoz parlamentario considera que, en este caso, romper los acuerdos con el PP y aliarse con el PSOE para impulsar mociones de censura y formar nuevos gobiernos en el Ayuntamiento y en la Región de Murcia era "la única decisión posible y responsable".

En este sentido, ha afirmado que Cs ha actuado correctamente ante la actitud "inadmisible" de los 'populares', por los cargos públicos que se pusieron la vacuna contra el coronavirus cuando aún no les tocaba y por la querella que el PP presentó contra el teniente de alcalde de Murcia (Cs), Mario Gómez, tras denunciar este irregularidades en contratos municipales.

"ESTO ES UN PARTIDO DE CENTRO"

Por otro lado, Bal ha dicho que le "sorprende la sorpresa" ante la decisión de Ciudadanos de romper la coalición con el PP en Murcia y pactar con el PSOE, teniendo en cuenta la importancia que siempre le han dado su partido a la regeneración y la lucha contra la corrupción.

"Siempre vamos buscando lo bueno para los españoles, nos da igual que venga del flanco derecho o del izquierdo", ha manifestado, recordando que Cs gobierna con el PP en varias comunidades autónomas y al mismo tiempo ha alcanzado acuerdos presupuestarios con el PSOE en otros territorios. Por tanto "no veo dónde está el cambio de rumbo, esto es un partido de centro de verdad", ha agregado.

Las conversaciones entre el PSOE y Cs sobre la situación en Murcia comenzaron hace más de un mes y se han desarrollado tanto a nivel autonómico como nacional. La presidenta de la formación naranja, Inés Arrimadas, encargó esta tarea a Marina Bravo, Carlos Cuadrado y José María Espejo-Saavedra.

Sin embargo, la decisión anunciada este miércoles en Murcia por la coordinadora autonómica de Ciudadanos, Ana Martínez Vidal --que tras la moción de censura presidirá el nuevo Ejecutivo con el PSOE-- no se trató previamente con la Ejecutiva nacional en su conjunto, que se reunió por última vez el pasado 15 de febrero.

SE ESTÁ "DANDO UN ESPECTÁCULO"

Esto ha disgustado a algunos cargos de Cs, como el coordinador en la Comunidad Valenciana, Toni Cantó, que ha admitido en Twitter su discrepancia con la actuación de su partido en Murcia y ha avanzado que pedirá explicaciones a la dirección, al revelar que ni él ni "gran parte de la Ejecutiva" conocía esa decisión.

También se ha pronunciado el eurodiputado Adrián Vázquez, que cree que este ha sido "un día triste" y que en un momento en que los ciudadanos necesitan "estabilidad y buena gestión", los políticos están "dando un espectáculo", por lo que ha pedido perdón.

Por su parte, el viceconsejero de Transparencia y Calidad de los Servicios en la Junta de Castilla y León, Fernando Navarro, ha dicho que "nadie puede negar que es innovador presentar una moción de censura contra uno mismo", por el hecho de que Cs gobernaba con el PP en Murcia.

A raíz de los acontecimientos en Murcia, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (PP), ha convocado elecciones anticipadas y ha destituido a su vicepresidente, Ignacio Aguado, y al resto de consejeros de Cs que había en el Gobierno.

Mientras, el PSOE y Más Madrid han registrado sendas mociones de censura en la Asamblea de Madrid y los socialistas han hecho lo mismo en Castilla y León contra el Ejecutivo de coalición del PP y Cs, liderado por el 'popular' Alfonso Fernández Mañueco.

"MARIONETAS" DEL PSOE

Por otro lado, la decisión de Arrimadas respecto a Murcia ha sido criticada por personas que en el pasado ocuparon cargos públicos y estuvieron en la Ejecutiva del partido, como el exportavoz en el Congreso Juan Carlos Girauta; la exportavoz en el Parlament de Cataluña, Lorena Roldán --ahora en el PP--; el exportavoz en el Parlamento de Baleares, Xavier Pericay; y la exdiputada en el Congreso Orlena de Miguel.

Girauta ha difundido un vídeo, que estaba haciendo circular el PP, en el que Arrimadas declaraba en una rueda de prensa que ahora hay que combatir la crisis del coronavirus y que "quien esté pensando en estos momentos en poner en peligro la estabilidad de los gobiernos tiene un problema moral". "Pues nada, a ver si los más rezagaditos entienden de una vez quién es, qué es y qué mueve a esta señora", ha escrito.

A Pericay le parece "grave y triste" comprobar que el presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, y su jefe de Gabinete, Iván Redondo, "mueven los hilos de la política" española "sin importarles un pimiento este país". De Miguel ha apuntado que también es "extremadamente triste" ver "quiénes se prestan gustosos al papel de marionetas", en alusión a Cs, algo en lo que el exportavoz en el Parlamento balear ha coincidido con ella.

Pero también ha habido quienes han respaldado públicamente a Arrimadas, miembros de la Ejecutiva nacional como Miguel Gutiérrez, diputado en el Congreso, y Daniel Pérez Calvo, portavoz en las Cortes de Aragón.

NO TOLERAR LA CORRUPCIÓN DEL PP

Este último ha validado el movimiento realizado en Murcia contra el PP afirmando que "la estabilidad de los gobiernos la ponen en riesgo quienes, desde la prepotencia y la convicción de que las instituciones son suyas, llevan años anteponiendo la corrupción y el mangoneo al interés general de las personas", que es "lo único" que preocupa a Ciudadanos. "Nunca nos quisieron como socios, sólo como cómplices", ha añadido.

Gutiérrez, por su parte, ha arremetido contra quienes, desde que Cs nació, "entendían la necesidad de un partido liberal de centro y reformista" y, en cambio, "ahora solo quieren que se diluya en un viejo partido podrido de corrupción sistémica", en alusión al PP. "Para eso no vinimos muchos", ha advertido.

También ha aplaudido a Arrimadas el exsecretario de Programas de Ciudadanos y exportavoz económico en el Congreso, Toni Roldán, que se ha congratulado de que el partido empiece a "mostrar con acciones valientes que quiere ser un partido útil para anclar España al centro, a las reformas y a la regeneración".

A su modo de ver, "lo raro era que tras 25 años de gobiernos del PP en Murcia" --donde las últimas elecciones autonómicas las ganó el PSOE--, la formación naranja "no hubiera sido garantía de cambio antes".

Roldán cree que "antes o después Ciudadanos tenía que enfrentarse a la disyuntiva entre seguir tratando de contentar a votantes de un lado que no iban a volver", un camino que "le estaba llevando a la irrelevancia", u "optar por volver a ser un partido útil a ambos lados", una opción "arriesgada pero a futuro mejor para España y para Cs".