Actualizado 31/12/2007 15:11 CET

Condenada a más de dos años de prisión la propietaria de un pub por exceder el límite de ruido en su local

ALMERÍA, 31 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a dos años y tres meses de prisión a la propietaria de un café-pub de Huércal de Almería por exceder en hasta 17,5 decibelios el máximo permitido por la ley, lo que causó trastornos en la salud de una pareja que residía en una vivienda ubicada sobre el local.

La sentencia, a la que tuvo acceso Europa Press, considera a la mujer autora de un delito medioambiental por el que le impone, además, dos años de inhabilitación para el ejercicio de este tipo de actividad y el pago de una indemnización de 6.000 euros a los perjudicados, tal y como pidió el Ministerio Fiscal en su escrito de conclusiones.

Las molestias por el nivel "excesivo" de ruido, que se prolongó desde mayo de 2004 a enero de 2005 --fecha en que la Policía Local de Huércal de Almería precintó el pub--, derivó para los moradores de la vivienda en un insomnio de conciliación y mantenimiento con cefaleas, astenia, ansiedad, disminución de la líbido y ataques de somnolencia, de los que tardaron en curar 20 días.

Según se recoge en el fallo, la acusada, quien ostentaba licencia de apertura para pastelería bajo el nombre comercial de 'Nixar', cambio la denominación a 'Star Woman' y comenzó a regentarlo como café-pub con música ambiental y horario de apertura hasta las 03.00 horas de la madrugada.

Debido a la falta de insonorización en el local, la Policía Local llegó a contabilizar en cuatro controles aleatorios hasta 47,5 decibelios de ruido en la vivienda ubicada en la planta superior a las 05.30 horas de un día de noviembre.

El mínimo nivel --31,6-- se registró a las 23.30 horas del día 22 de diciembre en el dormitorio del inmueble aunque un día de diario, el 9 de abril, el ruido oscilaba entre los 34.7 y 33.7 decibelios en esa misma habitación a las 02.000 horas pese a que el límite permitido por la ley para esa franja horaria es de 30.

La acusada también incumplió durante el mismo periodo hasta cuatro resoluciones notificadas por el Ayuntamiento de Almería, en las que se le instaba a cesar la actividad hasta la obtención de la correspondiente licencia de pub y, por último, se ordenaba el cierre inmediato del establecimiento, que se hizo efectivo el 31 de enero de 2005.

Por esta última infracción, la sentencia impone, asimismo, a la mujer, en prisión provisional por esta causa, el pago de un multa de 16 meses a razón de seis euros al día.