El Congreso aprueba sin consenso las medidas para los militares no permanentes

La presidenta del Congreso, Ana Pastor, visita a los militares en Letonia
TWITTER DE ANA PASTOR
Publicado 27/09/2018 11:41:04CET

PP y PSOE dan el visto bueno a un informe que Unidos Podemos y Ciudadanos creen que no cumple las expectativas de los militares

MADRID, 27 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves sin consenso una batería de medidas para mejorar la formación y las salidas laborales de los militares no permanentes, que deben abandonar las Fuerzas Armadas al cumplir los 45 años.

La Cámara ha dado así el visto bueno al informe que ha salido de la subcomisión que lleva estudiando desde noviembre de 2016 la situación de los militares de tropa y marinería. El texto ha salido adelante con los votos de PP, PSOE, PNV y UPN y el rechazo de Ciudadanos y Unidos Podemos, que creen que el resultado no ofrece soluciones "concretas" y defrauda las "expectativas" que se habían creado en el colectivo.

El informe destaca el avance que supuso la Ley de tropa y marinería, del año 2006, pero reconoce que algunas de las soluciones que recoge "no han sido todo lo efectivas que se pretendía", sobre todo las relacionadas con los aspectos formativos y capacitadores para volver al mercado laboral civil para los militares que terminan su relación laboral con las Fuerzas Armadas a los 45 años.

Por ello, incluye hasta 40 medidas orientadas a la formación de los militares, la homologación con la enseñanza general de los cursos que reciben, su pase a la administración civil con la reserva de plazas en las convocatorias públicas o los acuerdos con el sector privado para facilitar su reinserción en el mercado laboral.

Entre las propuestas que se trasladan al Ministerio de Defensa, el documento contempla la creación de una comisión interministerial que vigile el cumplimiento de las medidas aprobadas y pide que se incrementen de manera progresiva el número de plazas para militares permanentes con el objetivo de reducir el número de efectivos que terminan su relación con las Fuerzas Armadas.

En este sentido, apoya que se identifiquen los puestos que actualmente están siendo desempeñados por personal a punto de finalizar su vinculación con las Fuerzas Armadas y que, "al no requerir una exigencia física especial y sí conocimientos técnicos y experiencia", podrías ser ocupados por personal permanente.

Los militares con Compromiso de Larga Duración terminan su carrera militar a los 45 años y adquieren la figura de Reservista de Especial Disponibilidad (RED), con un sueldo mensual de 618 euros. El informe pide que esta cantidad tenga una revalorización "equivalente a la que registren los funcionarios en el sector público".

Además, los partidos han incluido una propuesta del PSOE para que los RED en situación de desempleo y con una titulación inferior a la de técnico en grado medio puedan, durante dos años, cursar esta formación asumiendo el Ministerio de Defensa el coste de la matrícula y tasas y una ayuda para material escolar.

El informe también contempla una reserva de plazas en convocatorias públicas de la Administración General del Estado para los militares que se encuentren en los últimos diez años de su compromiso, en la Guardia Civil y la Policía Nacional y convenios con las administraciones autonómicas y locales.

En cuanto a la formación, quiere modificar los planes de estudio de las Fuerzas Armadas para adecuarlos a los contenidos de los ciclos formativos de la enseñanza general y facilitar su convalidación formal; así como la concesión de permisos, sobre todo en los dos últimos años de carrera, para que los militares puedan centrarse en la obtención de titulaciones que les faciliten después la búsqueda de empleo.

MEDIDAS FISCALES Y MEJORES RETRIBUCIONES

También se prevén acuerdos con el sector privado y el informe contempla incluso la posibilidad de adoptar "medidas de carácter fiscal" para incentivar la contratación de quienes terminan su carrera militar.

La ley de tropa de 2006 creó el SAPROMIL como el órgano encargado de intermediar entre los militares y el sector público civil y privado para facilitar su reinserción laboral. Sin embargo, el informe acepta la necesidad de "revisar" su funcionamiento para lograr que sea "más ambicioso y eficaz" y garantizarle una "dotación presupuestaria y personal especializado".

Por último, como medida con carácter general, el documento pide "revisar y mejorar" las retribuciones de los integrantes de las Fuerzas Armadas, en especial de la escala de tropa y marinería, para "dignificar su trabajo y adecuarlas a la importancia de su función y misiones".

INFORME "MAQUILLADO Y DESCAFEINADO"

Este texto no ha contado con la aprobación de Unidos Podemos y Ciudadanos, que creen que el Congreso "ha perdido la oportunidad" de ofrecer soluciones concretas al personal militar después de casi dos años de trabajo en los que se han sucedido numerosas comparecencias de expertos en la materia.

El diputado de Unidos Podemos Juan Antonio Delgado ha avisado de que este informe "maquillado y descafeinado" ha generado "desesperación, desánimo, incertidumbre y desolación" entre los militares y las asociaciones profesionales que los representan. "Dos años para nada, todo era postureo", ha reprochado a PP y PSOE.

En este sentido, ha recordado que el subsecretario de Defensa, Alejo de la Torre, cifró en 36 millones de euros el coste que tendría aplicar una moratoria para los militares de 45 años y ha preguntado si esa cifra es "un problema" para el presupuesto del país, cuando se han dedicado "5.000 millones a rescatar autopistas o 36.000 millones para rescatar el sistema financiero".

"Con la gente no se puede jugar", ha avisado Delgado apoyado por el portavoz de Ciudadanos en la Comisión, Javier Cano, quien ha pedido al Gobierno que ponga en marcha esta medida "tenga el coste que tenga" porque la ley "ha fallado" y la obligación de los representantes públicos es "restituir".

En cualquier caso, el diputado de Unidos Podemos ha avisado de que su formación seguirá exigiendo medidas concretas en este ámbito "frente a los patriotas de hojalata, que piensan que basta con asistir un día al desfile de las Fuerzas Armadas". "Eso no es la patria, la patria es la gente", ha reivindicado.

"SANDECES Y DEMAGOGIA BARATA"

La diputada del PSOE Zaida Cantera ha tildado de "sarta de sandeces y demagogia barata" estas acusaciones y ha reprochado que Ciudadanos pida asumir las medidas a cualquier coste "y a costa de la seguridad de la seguridad nacional" o que Podemos tilde la situación de "ERE encubierto" en el Ministerio de Defensa. "Eso es mentira", ha zanjado.

A juicio del diputado del PP Ricardo Tarno, el problema es que determinados grupos parlamentarios habían generado unas expectativas "absolutamente irreales" sobre el alcance de las medidas que podía proponer el Congreso y ha reivindicado que, frente a eso, los 'populares' son "previsibles". A su juicio, el informe aprobado es "realista" y con medidas "de posible aplicación".