El Congreso censura las ausencias de Teresa Ribera de las sesiones de control durante la campaña electoral

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, interviene durante una sesión de control al Gobierno, en el Congreso de los Diputados, a 26 de junio de 2024, en Madrid (España).
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, interviene durante una sesión de control al Gobierno, en el Congreso de los Diputados, a 26 de junio de 2024, en Madrid (España). - Eduardo Parra - Europa Press
Publicado: jueves, 27 junio 2024 13:44

El PNV apoya al PP para exigir al Gobierno que justifique mejor las ausencias de ministros en los Plenos de control

MADRID, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Congreso ha reprendido este jueves a la vicepresidenta tercera del Gobierno, Teresa Ribera, por sus ausencias de las sesiones de control de la Cámara durante la campaña de las elecciones europeas de pasado 9 de junio. La iniciativa, impulsada por el PP, ha contado con el voto en contra del PSOE, Sumar y sus habituales socios, pero ha salido adelante por las ausencias del bloque de investidura.

En concreto, no han participado en la votación el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha cancelado su agenda por el fallecimiento de su suegro; el diputado de Bildu Oskar Matute; y el exministro de Transportes José Luis Ábalos, ahora en el Grupo Mixto, que se ha incorporado con retraso a la tanda de votaciones en el Pleno.

Este era uno de los puntos de la moción registrada por el PP consecuencia de la interpelación que el portavoz 'popular', Miguel Tellado, dirigió la pasada semana al ministro de Presidencia y Justicia, Félix Bolaños.

La iniciativa constaba de siete puntos sobre diversos asuntos relacionados con la actividad parlamentaria, tanto en su vertiente de control al Gobierno como en la puramente legislativa, así como con las relaciones entre el Ejecutivo y el Legislativo. El PP ha logrado sacar adelante seis, pese al voto en contra del PSOE y Sumar, ERC, Junts y Junts, mientras que otros socios como el PNV, BNG y CC han ido variando sus votos.

En concreto, el texto aprobado insta a Ribera a "rectificar y enmendar" lo que considera una elusión de "sus obligaciones de control para dedicarse a actos electorales, sin contar con ningún tipo de justificación de forma de agenda institucional".

Y, en este contexto, también se ha dado luz verde a otro mandato al Gobierno: que al comunicar las ausencias de los ministros a la sesiones de control, tenga que adjuntar "las oportunas justificaciones suficientemente acreditadas en asuntos ineludibles e inaplazables relacionados con el ejercicio de las competencias inherentes a sus cargos". Este punto ha sido refrendado gracias al apoyo del PNV y CC.

RESPETO A LA FUNCIÓN LEGISLATIVA

Asimismo, el Pleno ha urgido al Gobierno a "respetar la función legislativa que la Constitución encomienda al Congreso" y lo ha hecho con el apoyo del PNV y CC, que han sumado sus votos a los de PP, Vox y UPN, mientras que el resto ha votado en contra.

También se ha aprobado el recordatorio al Gobierno de que debe "cumplir de forma efectiva y sin demora los mandatos emanados de la voluntad de la mayoría de la Cámara mediante iniciativas de orientación política" como son las mociones y las proposiciones no de ley. En este caso, ha sido el BNG el que ha votado con PP y Vox, mientras que el PNV y Coalición Canaria se han abstenido, facilitando que se aprobara por dos votos de diferencia.

Por último, la Cámara también ha exigido al Gobierno que, cuando ejerza la función que le confiere la Constitución de vetar la tramitación de iniciativas legislativas de los grupos, lo haga respetando la doctrina de Tribunal Constitucional, es decir, que sólo impida el debate de textos que afecten "al presupuesto en vigor en cada momento, en coherencia con el principio de anualidad presupuestaria y sin que pueda pretender extenderse a presupuestos futuros". En este caso, el PNV ha respaldado el texto, mientras que CC y BNG se han quedado en la abstención.

El único punto de la iniciativa que se ha rechazado, porque Vox se ha abstenido y no ha secundado al PP, ha sido el que instaba al Gobierno a que los proyectos de ley que se aprueban en el Consejo de Ministros y se envían a la Cámara para su tramitación cuenten "al menos" con el apoyo del socio minoritario del Ejecutivo de coalición.

Contador