El Congreso debate este martes la reforma electoral del PP para asegurar la Alcaldía a la candidatura más votada

Publicado 16/10/2018 7:17:08CET

Los 'populares' plantean que una lista con el 30% de votos pueda obtener la mayoría absoluta en el ayuntamiento

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Congreso debatirá este martes la toma en consideración de una proposición de ley para reformar la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) e implantar un sistema para propiciar que la lista más votada gobierne los ayuntamientos. Se trata de la primera iniciativa registrada en el Congreso por el nuevo PP de Pablo Casado.

En concreto, los 'populares' proponen que se otorgue la mayoría absoluta de la Corporación a la lista que gane las elecciones municipales con un respaldo del 35% de los votos válidos y una ventaja de cinco puntos sobre el segundo partido, o incluso con un 30% de los votos si además saca diez puntos de diferencia al siguiente.

QUIEREN APLICARLO EN 2019

Durante la presentación de la iniciativa, a finales del pasado mes de julio, la portavoz parlamentaria en el Congreso, Dolors Montserrat, comentó que la idea de su partido era que esta reforma estuviera lista para poder aplicarse en las elecciones municipales previstas para la primavera de 2019.

En su texto, el PP propone un sistema mixto de doble vuelta y prima de mayorías. Así, en una primera votación conseguiría la mayoría absoluta quien lograra el 35% de los votos y una ventaja mínima de cinco puntos respecto a la candidatura que quede en segundo lugar.

En su día, Montserrat puso como ejemplo que en un ayuntamiento con 17 concejales la lista que llegase al 35% y sacase cinco puntos a la siguiente se haría automáticamente con 9 concejales y el resto se repartiría aplicando la Ley d'Hont entre las demás candidaturas.

Y si nadie cumple esos requisitos, se pasaría a un segundo escenario en el que sumaría automáticamente la mayoría absoluta de concejales el partido más votado si logra el 30% de los votos y una ventaja de 10 puntos sobre el segundo.

PROHÍBE COALICIONES PARA LA SEGUNDA VUELTA

Pero si tampoco se da esa circunstancia, se organizaría una segunda vuelta a la que sólo podrían concurrir las candidaturas que hayan obtenido como mínimo el 15% de los votos en la primera. Para evitar coaliciones sobrevenidas para poder concurrir la segunda vuelta, la propuesta del PP especifica que únicamente podrán competir en esa segunda votación candidaturas "que no sufran variaciones respecto a las presentadas en la primera elección".

En este caso, se quedaría con la mayoría absoluta quien lograra el 40% o la primera lista que sacara 7 puntos de ventaja a la segunda y el resto de los escaños se repartiría entre los demás teniendo en cuenta los porcentajes de la primera vuelta.

Cuando ninguna candidatura alcanzase esos requisitos, la atribución de los puestos de concejales en cada ayuntamiento se realizará aplicando el procedimiento ahora vigente en función de los resultados obtenidos en la primera vuelta.

La proposición de ley de los 'populares' mantiene el umbral mínimo del 5% de los votos que actualmente requieren las candidaturas para obtener representación en los entes locales.