El Congreso insta al Gobierno a pedir "a todas las partes" en Venezuela "respeto" al Estado de Derecho

Publicado 11/03/2014 21:27:14CET

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Congreso de los Diputados ha instado hoy a Gobierno español a que pida "a todas las partes" enfrentadas en Venezuela, esto es al Ejecutivo de Nicolás Maduro y a la oposición, que muestren "de forma clara" en sus declaraciones y acciones "su respeto al Estado de Derecho y al ejercicio del derecho a la libertad de expresión, reunión y asociación de forma pacífica".

Así figura en una proposición no de ley aprobada por el Pleno de la Cámara Baja con los votos de UPyD, el grupo del que partió la iniciativa, PP, PSOE, PNV y CiU. La Izquierda Plural, ERC y el BNG votaron en contra, mientras que Amaiur se abstuvo.

El texto original presentado por UPyD era mucho más agresivo en el contenido y en las formas hacia el Ejecutivo de Nicolás Maduro, al que pedía que cesara su "acoso" sobre la oposición. En opinión de la diputada Irene Lozano, quien defendió la iniciativa de su grupo, es un "error" elegir la equidistancia cuando entre las 22 víctimas mortales son mayoría los opositores y cuando es una de las partes, el Gobierno, la que controla "todas las instituciones" y ha "estimulado" la formación de grupos paramilitares.

El PP, el PSOE y el PNV presentaron enmiendas a la iniciativa de UPyD, que accedió a negociar con ellos un texto aceptable para todos. La redacción finalmente aprobada, a la que ha tenido acceso Europa Press, insta al Gobierno de Mariano Rajoy a "condenar el uso de la violencia y la trágica pérdida de vidas humanas en Venezuela en las manifestaciones que han tenido lugar desde el mes de febrero".

También le insta a que pida al Gobierno de Venezuela "el respeto a los principios universales de la democracia, del Estado de Derecho y de los Derechos Humanos que comprometen a todos los regímenes democráticos" y le recuerde que es responsabilidad del Gobierno garantizar la seguridad de todos los ciudadanos.

El Congreso solicita al Gobierno español que exprese su "solidaridad" con los venezolanos y pida al Ejecutivo de Maduro que "se garantice la libertad de expresión, asociación y manifestación y que se permita a periodistas y profesionales de los medios de comunicación ejercer libremente su profesión".

DIÁLOGO ENTRE LAS PARTES

También reclama al Gobierno de Mariano Rajoy que inste a las autoridades venezolanas a "promover un diálogo sincero entre todas las fuerzas políticas del país, que sea conducente a resolver los actuales problemas" del país, "siempre dentro del respeto de la institucionalidad democrática".

El Congreso también quiere que el Gobierno español suscriba el comunicado hecho público por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) el pasado17 de febrero sobre la situación en Venezuela, en el que se pide que en todo momento se garantice el respeto a la ley, la información fidedigna y veraz, así como el pleno respeto de todos los derechos humanos.

En el debate, el diputado del PP Guillermo Mariscal defendió la modificación del texto original presentado por UPyD porque "encender aún más los ánimos" no ayudaría a Venezuela, un argumento en línea con la exposición del socialista Francisco González Cabaña, quien subrayó que en este conflicto algunos buenos se han vuelto malos y viceversa.

Opinión compartida por el representante del PNV Aitor Esteban, quien advirtió de que en las dos partes, Gobierno y oposición venezolanas, hay elementos "extremos" que han azuzado la violencia, por lo que en su opinión lo que España debe hacer es fomentar el diálogo entre los grupos "no extremistas".

CiU ahondó en la necesidad de alentar un "diálogo pacífico" entre las partes mientras que ERC y la Izquierda Plural denunciaron un nuevo intento en Venezuela de derrocar por la violencia al Gobierno "legítimo".