Actualizado 28/06/2006 16:34 CET

El Consejo de Estado aclara que Aznar tuvo que dar cuenta de sus actividades directamente al MAP por ser ex presidente

El órgano consultivo formaliza hoy la renuncia de Aznar al cargo, al que podrá incorporarse cuando cesen sus actuales incompatibilidades

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Estado no ha tenido acceso a una declaración de actividades del ex presidente del Gobierno José María Aznar puesto que, al incorporarse al órgano consultivo en abril de 2005, mantenía su régimen de ex jefe del Ejecutivo y dio cuenta de su situación económica al Ministerio de Administraciones Públicas (MAP). Fuentes del Consejo consultadas por Europa Press añaden que Aznar aceptó su cargo como consejero con una carta en la que se declaró 'fuera de incompatibilidades'.

Esta misma mañana, el titular de ese ministerio, Jordi Sevilla, aseveró que tanto la legislación vigente como la anterior "obligaba" a Aznar a declarar la constitución de la sociedad de consultoría Famaztella, que ha venido percibiendo 10.000 euros mensuales desde septiembre de 2004 de 'News Corporation', grupo de Rupert Murdoch.

Según una comunicación remitida por el grupo de Murdoch a la 'Securities and Exchange Commission' (SEC) --regulador financiero estadounidense--, a la que tuvo acceso Europa Press, la firma Famaztella perteneciente a la familia Aznar-Botella percibió 10.000 euros mensuales, desde septiembre de 2004, por la prestación de servicios de asesoría a la compañía de Murdoch.

Ante esto, el ministro Sevilla señaló que solicitará al ex presidente una explicación al respecto, dado que en el Registro de Intereses de Altos Cargos no consta la existencia de la citada consultora.

CONSEJO DE ESTADO FORMALIZA HOY RENUNCIA DE AZNAR

Por su parte, desde el Consejo de Estado se especifica que Aznar pasó a formar parte de este órgano consultivo en abril de 2005 (aún no habían transcurrido dos años de la toma de posesión del actual presidente del Gobierno), por lo que tuvo que declarar su actividad directamente al MAP.

El también responsable de FAES aceptó su nuevo cargo como consejero nato vitalicio de la institución remitiendo una carta a Francisco Rubio Llorente, fechada el 21 de febrero de 2005, en la que decía lo siguiente: "(...). Con gran satisfacción le anuncio mi decisión de incorporarme al Consejo de Estado en calidad de consejero nato, entendiendo de lo dispuesto en la nueva redacción del artículo 8.1, así como en el artículo 12, y salvo mejor criterio, al que expresamente me someto, que no me hallo incurso en las causas de incompatibilidad previstas en la Ley".

Dos meses después se formalizó la incorporación de Aznar al máximo órgano consultivo como consejero nato en calidad de ex jefe del Ejecutivo y ha desempeñado con normalidad su actividad en el mismo hasta que, el pasado 26 de junio, formalizó su petición de suspensión tras consultar al Consejo de Estado sobre posibles incompatibilidades por haber aceptado formar parte del Consejo de Administración de 'News Corporation'.

Hecho el trámite formal, el órgano que dirige Rubio Llorente formaliza hoy la renuncia de Aznar --que, según la ley, tiene derecho a regresar al Consejo cuando cesen las posibles incompatibilidades-- y precisa que ese es el motivo por el que no ha recibido un informe sobre la actividad del consejero Aznar, puesto que ese tipo de declaraciones han de presentarse entre el 1 y 31 de julio.