Covite no participa en el homenaje a víctimas del domingo porque el Gobierno vasco da "cobertura al mundo de ETA"

Actualizado 15/05/2008 12:49:51 CET

Solicita al Ejecutivo vasco "una moratoria en sus aspiraciones nacionalistas hasta que ETA sea derrotada"

SAN SEBASTIÁN, 15 May. (EUROPA PRESS) -

El Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco no participará "oficialmente" en el acto de homenaje a las víctimas del terrorismo organizado por el Gobierno vasco, el próximo domingo en el Kursaal de San Sebastián, porque el Ejecutivo del lehendakari, Juan José Ibarretxe, "sigue dando cobertura política y social al mundo de ETA".

En un comunicado, Covite explicó que no participará porque, aunque parecía que la Dirección de Víctimas del Gobierno vasco "se hacía eco del intento sincero por parte de este Ejecutivo de empezar a enmendar un camino lleno de actuaciones, declaraciones y propuestas más cercanas al contentamiento del mundo de apoyo a la violencia terrorista que de las víctimas", en realidad "tristemente lejos de trabajar por la deslegitimación social y política de ETA y su entorno sigue dando cobertura política y social al mundo de ETA".

En este sentido, el colectivo explicó que el pasado 30 de abril, "dejando en la más absoluta evidencia" a la propia Dirección de Víctimas, el Ejecutivo organizó un acto para informar del desarrollo de la campaña en recuerdo del 60º Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, al que "fueron invitados los familiares de nuestros asesinos" mientras que "Covite no fue invitada".

A su juicio, "ya la equiparación hubiera sido un atropello, pero la discriminación de las víctimas en favor de los victimarios en un acto de carácter ético" supone "un nuevo acto de humillación y de consternación".

Covite criticó que Ibarretxe en su discurso "equiparó sin pudor las vulneraciones más graves que puede sufrir un ser humano, el asesinato, secuestro o extorsión con la aplicación de la ley, o la situación carcelaria de los presos".

De esta manera, censuró que el lehendakari "vuelve a equiparar en un totum revolutum la situación de víctimas y verdugos, la inocencia y la culpabilidad".

Asimismo, Covite lamentó que en estos días se han criticado desde el Gobierno Vasco "las detenciones legales a presuntos implicados en actividades terroristas, se ha cuestionado la ley de partidos y se ha vuelto al intento de imponer un plan de actuación política, la hoja de ruta", que "sólo satisface al nacionalismo olvidando que el primero y más importante déficit democrático que sufre la sociedad vasca es la falta de Libertad" y también "la nula actuación de las competencias del Ejecutivo Vasco para derrotar a la banda y crear una cultura de Justicia para las víctimas".

"HOMENAJES VACÍOS DE CONTENIDO"

En este contexto, aseguró que los "no son necesarios homenajes vacíos de contenido, sin compromisos firmes para acabar con ETA", que "marquen el camino de distanciamiento de todos aquellos grupos políticos, sociales, culturales o mediáticos que todavía hoy siguen justificando y dando cobertura al crimen político".

Covite aseguró que no puede permitir que su nombre, trayectoria y significado sean "manipulados" por Ibarretxe, que el próximo día 20 se reunirá con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para "solicitarle el diálogo-negociación con ETA".

Finalmente, afirmó que ya ha remitido una carta previa a la Dirección de Víctimas en la que explica su postura y pide que se lea un texto en su nombre en el que se pide al Gobierno Vasco "una moratoria en sus aspiraciones nacionalistas hasta que ETA sea derrotada y sus víctimas puedan ocupar en la sociedad el lugar que merecen".